Mac Sabbath, una crítica desde el metal a la comida genéticamente modificada

Inicio / / Mac Sabbath, una crítica desde el metal a la comida genéticamente modificada

Por: Santiago Rubiano

Con la gira de Black Sabbath “The End Tour”, próxima a llegar a Latinoamérica, es fácil encontrar bandas tributo y homenajes a los británicos pioneros del heavy metal. Sin embargo, nadie se imaginaría que – dentro de los muchos tributos que ha habido a través de la historia – existiría un grupo tan bizarro como Mac Sabbath, una banda que cambia las letras de las canciones de las leyendas para convertirlas en canciones sobre el pink slime, las papas agrandadas y el consumismo de la comida rápida.

Es difícil dar con el origen de la banda, ya que ninguno de sus miembros permite que lo entrevisten. Lo único que se puede decir es que ­están establecidos en Los Ángeles, California y que vinieron de un agujero de gusano y contactaron al manager de la banda, Mike Odd, en el 2013 para popularizar un género que ellos definen como drive thru metal.

Esta banda de mutantes de Monsanto, liderada por Ronald Osbourne, decidió tomar clásicos como Paranoid y cambiarles la letra hasta convertirlos en canciones como Pair-a-buns, cuyas letras parecerían solucionar el conflicto existencial que vivía Sabbath en los setenta con la comida producida en masa (la cual por lo menos te dejaría tumores en el cerebro en vez de nada).

Mac Sabbath

Fotografía: Adrenalin Pr.

Es importante resaltar que aunque exista un elemento cómico, no sería justo demeritar el contenido lírico de las canciones, ni el valor de la actuación de los artistas. Muchas de las letras de Mac Sabbath cuestionan de manera satírica la comida genéticamente modificada, el consumismo, la industria corporativa y el salario mínimo al que se ven sometidos los empleados de las cadenas. Todo esto acompañado de un performance excelente, en el que Ronald Osbourne actúa casi exactamente como Ozzy en el escenario.

La banda no solo le hace culto a Black Sabbath: el baterista se llama The Cat Burglar (también conocido como Peter Criss Cut Fries) y tiene claramente el maquillaje de Peter Chris, baterista de Kiss. Grimalice en los bajos recuerda a Alice Cooper. Y Slayer Mac’cheese, el guitarrista principal, alude –como es de suponerse – a un miembro de Slayer.

Quién iba a pensar que una banda tributo de los fundadores de uno de los géneros más icónicos de la historia musical crearía, a su vez, uno de los géneros más bizarros. Me refiero, por supuesto, al drive thru metal.

Tal vez uno de los mejores covers que uno puede encontrar en Internet es “Frying Pan” (Iron Man), en donde Ronald le quita la cabeza a un murciélago entre panes de hamburguesa.  Espero que lo disfruten a su manera: excéntrica y grasosamente.


FacebookTwitterGoogle+Pinterest

Deja un Comentario

Entradas Relacionadas

Ingresa tu búsqueda y presiona “Enter”

Juangaisao-tomita-modular