La genialidad de Prince en 10 canciones

Inicio / / La genialidad de Prince en 10 canciones

Por: César Enzo

Quien no admira a Prince es porque no conoce su trabajo. Su fertilidad sonora infinita recorre más de 30 años en álbumes que oscilaron por gran parte de la música negra existente. Desde los inicios entusiastas que le hacían contrapeso al género disco hasta sus arriesgados trabajos instrumentales, desde su pop insolente y lascivo hasta su funk infectado de energía incontenible, Prince es ejemplo de artista integral. Compositor, arreglista, músico, productor, animador, bailarín y hasta ícono de la moda, su catálogo discográfico es un collage delicioso de sorpresas sonoras, una producción tan descomunal y vanguardista apenas comparable con verdaderas leyendas de la música como David Bowie o Frank Zappa.

Este es un listado que rinde tributo al enorme legado del genio de Minneapolis, que intenta condensar en 10 canciones el tono versátil, potente y virtuoso de un músico subestimado por el gran público, bien sea porque nunca ha puesto atención minuciosa a sus publicaciones, o por la falta de difusión de su discografía luego de su rompimiento con Warner. La selección es de por sí una labor atrevida y en la que algunos podrán coincidir y otros rebatir, pero que principalmente va enfocada a mostrar al artista en sus distintos tonos y épocas, siempre acentuando su genialidad.

(Encuentre aquí: ¿Por qué la discografía de Prince no está en Spotify, YouTube ni Apple Music?)

Muchos esperarán una lista de clásicos irrefutables. No obstante, esas selecciones son fáciles de deducir y encontrar en The Hits o en alguna columna de periódico o magazín que simplemente cumpla con informar sobre su deceso y convertirlo en anécdota. La invitación es a sumergirse en una discografía exuberante, ecléctica y ante todo, virtuosa. Y de eso Prince nos dejó bastante. No todo puede ser “Purple Rain” o “Kiss”.

“I’m Yours” (1978)

Pieza rica en guitarras de su álbum debut For You (1978). El artista solo contaba con 19 años y ya se encargaba de tocar todos los instrumentos, escribir todas las letras y azotar al mundo con esta furia negra infestada de rock, que jugaba a moverse entre sonidos tan distintos como Jimi Hendrix o Earth, Wind and Fire. Canción llena de espíritu rock.


“America” (1985)

Luego del bombazo exitoso de “Purple Rain” con su banda The Revolution, llegó como sucesor el LP Around the World in a Day, al que la crítica no trató muy bien. Con el tiempo se ha relajado esa tónica dura con el LP y nos ha dejado clásicos inolvidables como “Pop Life” o “Raspberry Beret”. En este caso, la solidez fiestera de Prince la trae esta canción llena de frescura crítica, que mientras incita al baile con los pies ataca a su país con la cabeza, de modo divertido e inteligente. Y zangoloteándose sin parar.


“Anotherloverholenyohead” (1986)

La canción de este listado que guarda de modo fiel el sonido pop de los ochentas, con un valor agregado llamado Prince. Estilizado, con cuota de vientos elegantes y en compañía de coros femeninos, fue el tercer single lanzado del Parade (1986), que pasó sin gloria en las listas y de algún modo fue opacado por el enorme éxito de “Kiss”. Este reclamo sentimental de marcado tono ochentero hizo parte del soundtrack de la desafortunada película (y sin embargo objeto de culto) Under the Cherry Moon (1986).


“Slow Love” (1987)

La sensibilidad soul de Prince Rogers Nelson en todo su esplendor. Desde aquel ecléctico y respetable Sign O’ The Times (1987) se extrae la sofisticación en pasta del artista, con una deliciosa sección de vientos, una cadencia amatoria perfecta en el falsete del vocalista y una vibrante pieza interpretada con el alma, para el cuerpo y el corazón.


“Strollin’” (1991)

Si en algunos momentos Prince se reventaba el alma en demostraciones de rock and roll incendiario o de pop lujurioso, en otras sacaba a relucir su mejor lado para el jazz. Sus capacidades como instrumentista acallan cualquier intento de duda y los arreglos de la canción son una oda al deleite. Nunca fue single, pero hace parte de las piezas más apetitosas de su inicio con la banda New Power Generation, aquel memorable Diamonds and Pearls (1991).


“The Love We Make” (1996)

Una de las aventuras más osadas de Prince en su etapa como innombrable –conocido por un símbolo- es haber lanzado un álbum triple, Emancipation (1996). Una forma de desahogarse contra su antigua disquera con la que cortó relaciones para ese entonces. De aquel catálogo de exaltación se extrae una de sus baladas más potentes y sentidas, que nunca vio la luz en la radio, pero que algunas veces regaló en vivo para conmoción de sus espectadores.


“Strange But True” (1999)

En las venas de este genio corría funk, abundante y benévolo funk. Hay muchos ejemplos durante su discografía precedente, pero se elige este tema debido a su propuesta vanguardista, heredera de los galácticos jugueteos de Parliament, que le brindaba la bienvenida al nuevo milenio con el album Rave Un2 The Joy Fantastic (1999), su última aventura con el impronunciable símbolo como nombre artístico.


“East” (2003)

Un álbum de cuatro canciones. Todas de 14 minutos cerrados. Todas instrumentales. Todas virtuosas. Reporte de la genialidad de Prince, quien hacía música por gusto y no por marketing, gran diferencia con otros ilustres nombres de la industria. N.E.W.S. (2003) fue un trabajo publicado bajo su propio sello, con la marca de ser el menos vendido de su catálogo, pero que estuvo nominado a los Grammy como Mejor Album Instrumental. “East” es el lado subterráneo pero diestro, el de acceso extraño pero disfrute final, el lado que nos muestra un músico en todo el sentido de la palabra.


Prince – East // N.E.W.S

“Chelsea Rodgers”(2007)

A pesar de tener una relación distante con el mainstream luego de su etapa de discordia con Warner y de dedicarse a unos horizontes menos comerciales –excepto su bien recibido Musicology del 2004- el artista publicó esta canción en Planet Earth (2007). Bajo discotequero, sabor funky y el respaldo en la voz femenina de Shelby J hacen de esta una de las canciones más accesibles y bailables de los últimos 10 años de su discografía.


“U Know” (2014)

Una de las grandes ventajas de Prince Rogers Nelson es hablar el lenguaje de la modernidad sin traicionar su esencia. Durante toda su carrera se ha transportado por la música negra como pez en el agua, de la mano de las herramientas novedosas en producción y los sonidos actuales. Este es uno de los ejemplos de R&B de avanzada, con el ingrediente esencial del artista pero con el componente moderno que lo pone en franca convergencia con los oídos de las nuevas generaciones.

Para escuchar “U Know”, haga clic aquí.

*Si usted desea oír toda la discografía de Prince, puede acceder a ella en servicios de streaming como Tidal.

FacebookTwitterGoogle+Pinterest
Comentarios
  • Cami
    Responder

    PRINCE GENIO MUSICAL ARTÍSTICO DOTADO

    PRINCE BENDECIDO

    PRINCE RESPETADO, ADMIRADO, AMADO EN VIDA

    PRINCE ROGERS NELSON GENIO MUSICAL ETERNO

    SU LEGADO MUSICAL ES GRANDIOSO

    GENIO VIRTUOSO

    PRODIGIO ARTÍSTICO

    UN HOMBRE GRANDE

    UN HOMBRE BUENO GENEROSO

    UN HOMBRE AFROAMERICANO GIGANTE

    ¡INOLVIDABLE!

    ¡SU MÚSICA ES ETERNA!

    7 DE JUNIO DE 1958 – JUEVES 21 DE ABRIL DE 2016

    QUE SU BELLA ALMA DESCANSE EN PAZ ETERNAMENTE R.I.P.

    MUCHAS GRACIAS POR DARNOS TANTO

    GRACIAS INFINITAS

    AMOR INFINITO

Deja un Comentario

Entradas Relacionadas

Ingresa tu búsqueda y presiona “Enter”

Mitú -Angie Narciso GarcíaSofar