[Playlist] El peso musical de Rocky

Inicio / / [Playlist] El peso musical de Rocky

Por: Angie Narciso García

Era 24 de marzo. Corría el año 75 y nadie se esperaba uno de los combates más improbables de la historia del boxeo: Chuck Wepner, un hombre blanco y corpulento que se ganaba unos pesos entre el boxeo en pequeños clubes o trabajando sparring, se enfrenta al gran Muhammad Ali. Wepner ataca primero lanzando un golpe de izquierda sorpresivo a Alí, y este por su parte, retrocede, se balancea un poco hasta que pronto cae al suelo. Los asistentes quedan asombrados. Hay un silencio que se extiende por todo el cuadrilátero. Hasta ese momento, solo Joe Frazier en ‘La Pelea del Siglo’ (1971) había conseguido noquear al campeon del boxeo sobre la lona de un ring.

Rockys

Alí claramente estaba molesto, ese acto no solo significó un impacto a su cuerpo, sino un golpe directo a su orgullo. En esas circunstancias no solo aspiraba ganar el combate, sino lograr el KO de su rival. Pero Wepner era un animal, su resistencia era tal que aguantó cada puñetazo hasta el final. Aunque deambulaba por el ring y apenas podía levantar sus puños para defenderse logró resistir 15 asaltos. Entre los que presenciaban la pelea se encontraba  nada más y nada menos que Sylvester Stallone, un chico que cursó unas cuantas clases de arte dramatico pero que, por necesidades ecónomicas tuvo que ejecutar un papel en una cinta pornográfica llamada de The Party at Kitty and Stud’s. No obstante, el joven fue el único que pudo ver en ese mítico combate la historia perfecta para un filme, una cinta que luego lo convertiría en una leyenda del cine: No, no es Rambo (1982), es Rocky (1976).

muhammad-ali-vs-sylvester-stallone-oscars-1977-original

Stallone se dedicó al guión, a fabricar personajes únicos como el humilde boxeador de clase obrera Rocky Balboa y el orgulloso Ivan Drago, un boxeador soviético que mató sobre el ring a nuestro querido Apollo Creed en Rocky IV (1985). Mientras tanto, el compositor norteamericano Bill Conti se hizo cargo de la música (una que hace mucho guiño al disco). El hombre estudió en la Universidad del Estado de Louisiana, aunque también tocaba jazz en algunos clubes de la zona. Él le tuvo mucha fé al proyecto, tanto así que desde un principio se adaptó al bajo presupuesto de la película y cobró mucho menos de lo habitual. Así se convirtió en el responsable del tema principal de Rocky: “Gonna Fly Now”, corte glorioso que acompañaba a Balboa cada vez que se sometía a un estricto régimen de entrenamiento. La canción también fue versionada por el trompetista de jazz Maynard Ferguson e inclusive encabezó las listas de éxitos de Estados Unidos y llegó a los charts de Billboard.

(Encuentre aquí: Al ritmo de Muhammad Ali 1942 – 2016)

Pero vale destacar que otro de los actos musicales memorables de la saga tuvo lugar en Rocky IV (1985). Es justo donde aparece James Brown, exudando una poderosa combinación de gospel, pop y rhythm & blues. The Godfather of Soul, ese mismo personaje que dejó la escuela antes de finalizar la primaria, y que también aprendió a defenderse en un ring de boxeo, aquel cuya vida y obra va de dimensiones trágicas hasta lo más mítico y heroico, le canta aquí al sueño americano. Mientras deja expuesto lo mejor funk, le abre el telon a Apollo Creed antes de su combate con Drago. Esto más que una simple escena, fue la manera en que el rey del soul terminó por legitimizar el género como una expresión sonora que también puede entrar a las salas de conciertos, esto claro, con la misma energía y sentimiento que lo caracterizan. No obstante, todos sabemos que el mayor nocaut de Brown fue revolucionar todo el lenguaje del R&B.


Otra de las cosas curiosas del filme es que, tras no conseguir el permiso para usar “Another One Bites the Dust” de Queen, el protagonista de Rambo le pidió a Survivor una canción para la saga: “Eye of the Tiger”. El track fue un éxito. Se quedó en nuestra memoria. Y aunque muchos no nacimos por esas épocas, el tema trascendió en la historia y todavía acompaña nuestras épicas sesiones de ejercicios, (o bueno, las de algunos).

Luego de su trabajo en Rocky, Conti ganó un Oscar en 1983 por su trabajo sonoro en The Right Stuff (1979). Se convirtió en un prolífico compositor. No solo escribió música para cine, también para series como Falcon Crest (1981), Cagney & Lacey (1982) y Lifestyles of the Rich and Famous (1984). Asimismo se desempeñó como director musical de una serie de transmisiones de los premios de la Academia, ganando un Emmy por su trabajo en la ceremonia de 1992.

Es por esto y más que vale la pena conocer la música detrás de Rocky. Así que a continuación los dejamos con un par de temas destacados en la saga.