‘The Queen Is Dead’ de The Smiths: legado e influencia

Inicio / / ‘The Queen Is Dead’ de The Smiths: legado e influencia

Por RendónBenítez

Es el disco de la portada negra con un señor agonizando (imagen de la película The Unvanquished de 1964). Es el disco de las letras rosadas. Es el disco que tiene “There Is a Light That Never Goes Out”. Es el disco más famoso en la carrera de The Smiths. Es el mejor disco de todos los tiempos según NME.

The Queen Is Dead, el tercer álbum de estudio de The Smiths lanzado el 16 de junio de 1986, llegó al mercado en medio de un panorama oscuro para la economía británica, para el pop inglés y para la misma banda. Tensión entre la agrupación y su disquera (Rough Trade), tensión entre los miembros del cuarteto y tensión entre el cuarteto en cabeza de Morrissey y su entorno, marcaron el rumbo sonoro y lírico de una placa que desborda realidad, sarcasmo cinismo y crítica.



Es tan alegre como tétrico, tan digerible como denso, tan emotivo como deprimente. En sus 10 cortes la dupla Morrissey/Marr consigue la construcción de canciones en todo el sentido de la palabra. Canciones con buenas melodías y armonías. Canciones con letras maravillosas. Canciones que son parte de nuestro inconsciente colectivo y de la cultura popular (¿Han visto 500 days of Summer?).



Influyente como pocos, el disco ha recibido atención especial por grupos y artistas posteriores, amplificando y renovando su contenido para mantenerlo vivo en el tiempo. Desde J Mascis (Dinosaur Jr.) hasta Placebo han reinterpretado sus canciones en acercamientos respetuosos a una de las obras más relevantes de las últimas décadas.

Esta es una selección de esas versiones que, en manos de otros, han sabido alimentar el importante legado de The Queen Is Dead:

 

I Know It’s Over – Jeff Buckley

Es una de las canciones más sentidas de todo el trabajo. En esta versión Jeff Buckley, uno de los mejores cantantes de la historia según la revista Rolling Stone, despoja de instrumentación el tema para hacerlo mucho más intimista que en su concepción original. Ésta está incluida en su disco póstumo You And I lanzado al mercado el 11 de marzo del 2016.


Never Had No One Ever – Billy Bragg

¿Cómo habría sonado The Smiths con instrumentos de viento? El músico y activista inglés Billy Bragg nos saca de la duda con su impecable versión de “Never Had No One Ever”. Con un registro vocal diferente al de Morrissey pero igual de profundo, consigue transmitir las mismas emociones que el tema original, sin duda uno de los puntos más altos de The Queen Is Dead.


Bigmouth Strikes Again – Placebo

En 2003 Placebo sorprendió con su disco Covers, un trabajo con canciones de bandas como Pixies, Depeche Mode o T. Rex. Para homenajear a The Smiths escogieron “Bigmouth Strikes Again” de The Queen Is Dead, dándole un tratamiento especial (sobre todo es su segunda parte) con una fina adición de fuerza y estridencia. Impecable.


The Boy With The Thorn in His Side – J Mascis

Es la canción favorita de Morrissey de toda la carrera de The Smiths. J Mascis, cabeza de Dinosaur Jr., le quitó electricidad en su versión para el disco en vivo Martin + Me de 1996 imprimiéndole, en cambio, un tono desgarrador en la voz. Además, el cantante y guitarrista la condensa en casi 2 minutos en los que resalta sus elementos más importantes y trascendentes.


There Is A Light That Never Goes Out – Dum Dum Girls

La canción más famosa en toda la discografía de The Smiths. En este versión, Dum Dum Girls la llena con llamativos toques de noise y dream pop. El trabajo vocal de Dee Dee, su vocalista, es el elemento que conserva la dulzura de la original. La versión está incluida en su EP He Gets Me High editado por el sello Sub Pop en 2011.


No deje de compartir sus versiones favoritas de The Queen Is Dead en la sección de comentarios.

FacebookTwitterGoogle+Pinterest

Deja un Comentario

Entradas Relacionadas

Ingresa tu búsqueda y presiona “Enter”

el conjurowallpaper-752616