‘How Long’: Esperamos que el mundo termine pronto

Inicio / Opinión / ‘How Long’: Esperamos que el mundo termine pronto

‘How Long’: Esperamos que el mundo termine pronto

Por: Jerson Guevara

Mi mamá dice que soy un tipo que nunca puedo ver el lado bueno de las cosas. Eso es porque en realidad no me conoce. Todos mis amigos saben que no soy esa clase de persona. No solo lo saben, lo dicen, pueden preguntarle a cualquiera y les dirá “ese tipo, es un tipo divertido”. Sin embargo, ¿qué pasaría si el mundo no tuviera que acabar y los días fueran eternos desiertos nocturnos o nieve que se acumula para siempre en las montañas al otro lado del mundo? Si de repente, por cualquier acción fútil o trascendental de nuestra cotidianidad nos hacemos consientes de que como humanidad no nos hemos transformado en nada que no fuésemos siempre, entonces desearíamos la muerte, desearíamos en realidad que el mundo se acabara pronto. Le cuento esto a mi mamá y entonces abre los ojos y niega con la cabeza –estás jodido –me dice –¿Por qué piensas esas cosas? –yo le digo que lo que pasa es que tengo que escribir para Taller 404.

Entonces empiezo a contarle sobre How Long, el último video de How to Destroy Angels, proyecto de Trent Reznor (NIN), su esposa Mariqueen Maandig, el director de arte Rob Sheridan y el compositor Aticus Ross (The social Network, The Girl with the Dragon Tatto, Jane´s Adiction, entre otros), y todo su concepto definido a partir de un futuro distópico, después de un fin que no es fin porque el tiempo y los días siguen dejando marcas y se niegan a quedarse sin humanos, aun después de lo que parece haber sido un frío y caótico Apocalipsis. En el video dirigido por el colectivo Shynola (Cypress Hill, Blur, Queens Of The Stone Age, Radiohead, entre otros), los personajes se resguardan en una cueva, se camuflan en medio de una selva post apocalíptica y cazan como lo hicieran alguna vez sus ancestros. En estos nuevos tiempos, tal vez igual que antes, que siempre, parece ser un hombre sin alma el que caza a sus semejantes a sangre fría y sin ningún remordimiento, a pesar de evocar sentimientos genuinos y conmovedores. Mi mamá dice que Dios es amor. Yo le digo que en el video de HTDA el amor es un cuchillo manchado con sangre, una soga alrededor del cuello justo en un día que parecía ser de suerte.

A pesar de esto, mi madre parece tener un poco de razón. No con respecto a mí, sino con respecto al video porque una luz diminuta ilumina los ojos de los personajes y contrasta con el cielo gris que los envuelve y que no pareciera aclarar pronto. ¿Será esta la comunión entre la vida y la muerte? Mientras pienso en esto, la voz de Mariqueen ambienta mis pensamientos al fondo ¿How Long can we keep holding on? Si el mundo no tuviera que acabar, no por nuestra voluntad, sino a pesar de ella, entonces no tendríamos más remedio que aferrarnos a esa pequeña luz que brilla en los ojos de nuestros semejantes. O morir y ya.


Las opiniones aquí presentes reflejan exclusivamente los puntos de vista del autor y no compromete el pensamiento de Revista Metrónomo

FacebookTwitterGoogle+Pinterest
Entradas Recomendadas

Deja un Comentario

Ingresa tu búsqueda y presiona “Enter”

13680191_10153803495678034_6357276703815747358_othe raveonettes