“Las disqueras se están abriendo a más propuestas independientes”| Esteban Mateus

Inicio / Reportajes / “Las disqueras se están abriendo a más propuestas independientes”| Esteban Mateus

“Las disqueras se están abriendo a más propuestas independientes”| Esteban Mateus

Fotografías: Comes Cake

“A Esteman llegué a considerarlo un antihéroe del pop”, dice Esteban Mateus Williamson, ese mismo que en 2009 se convirtió en sensación con una coreografía pop mientras cantaba “No Te Metas A Mi Facebook”, un hit que consiguió viralidad tan pronto como pudo cautivar a la audiencia. Pero el músico colombiano trascendió y optó por no quedarse enmarcado en la fórmula que lo había hecho popular. Se arriesgó, llegando con una producción más novedosa y sofisticada que le permitió avanzar sin perder ese estilo en el que es capaz de transmitir emocionalidad y teatralidad lírica.

“Aunque ‘No Te Metas a Mi Facebook’ y ‘La Cosita Tropical’ tenían una onda crítica, a medida que fue pasando el tiempo, Esteman se fue haciendo cada vez más personal. Al principio yo no quería caer en el cliché de escribir canciones de amor, pero lo terminé haciendo porque fui encontrando el espacio. No es fácil, pero gracias a la experiencia y mis vivencias supe como hacerlo”, explica Mateus.

Un sui géneris

Esteman 3

Con 1er Acto (2012) Mateus fue capaz de marcar la línea que une los puntos de la música pop en español con varias generaciones. Este disco contiene algunas reminiscencias del rockabilly de los años 50, las big bands de los 30, los boleros latinoamericanos de antaño hasta el pop  anglo de los 60 a los 80. Incluso, allí es posible percibir algunos ritmos electrónicos con letras muy intensas y frágiles a la vez. Una combinación de estilos que en parte se vio reflejada en sencillos como “Pobre Corazón”, “De Otro Planeta”, el western de “Aquí estoy yo”, donde participó Andrea Echeverri, y “True Love”, que contó con la colaboración de Monsieur Periné y Juan Pablo Vega.


Poco a poco Esteman introdujo ritmos con estéticas  inéditas en la música pop, convirtiéndose en un personaje único en su género, lo que en parte lo llevó a importantes eventos musicales como Rock al Parque (en sus 20 años),  el Festival Estéreo Picnic, el Vive Latino, el SOMA Colombia (2014), Altavoz Fest (2014) y el Mochila Fest, una fiesta de sonidos independientes con sede en Boyacá.

Luego de presentarse en RMX 212 en Guadalajara y el LAMC (Latin Alternative Music Conference) en Nueva York, el músico lanzó una muestra de su segundo álbum de estudio. Se trató de una canción en la que contribuyó Carla Morrison, ganadora de dos Grammys Latinos (2012). Fue un tema que luego la Revista Billboard describió como “una de las propuestas de música alternativa con mayor potencial de Latinoamérica”. De pronto, Mateus había conseguido convertir sus obsesiones en materia prima para el pop y así nos entregó un nuevo trabajo, una placa donde artista logró llegar a una síntesis moderna de nuestro folclor.

La Caótica Belleza de Esteman

Esteman 5

Caos (chaos) que en griego significa desorden, espacio vacío y, por extensión, el estado original del universo, y por qué no, de la naturaleza, ecosistema incierto y flexible. Por otro lado, la belleza, a la que asociamos más al cosmos, al orden, a lo equilibrado, a lo simétrico, aunque en realidad llega a ser algo relativo. ¿Cómo es posible que dos palabras que aparentemente contrastan logren encontrarse? Pues bien, al parecer Esteman ha descubierto el equilibrio entre ellas. Su nuevo álbum, Caótica Belleza (2015), desde su título ya empieza a generar reflexiones. Aunque, a decir verdad, a medida que se le va escuchando se puede entender el porqué de su nombre.

“Definitivamente se trata de un disco muy latinoamericano”, señala Esteban Mateus. Y es cierto. El repertorio del álbum no está enfocado en un solo estilo, allí el artista se vale de diferentes técnicas para combinar otros rítmos de corte más orgánico y tradicional. Y justo en esa diversidad sonora que nos ofrece, él en realidad nos está hablando del caos como una alternativa ordenadora. Su repertorio reúne aquí cadencias de toda clase, de ahí que el disco no se pueda clasificar a la ligera.

Entonces nos encontramos con un balance entre lo confesional y lo universal, entre la tradición y lo nuevo. Cada uno de los tracks de la placa revela, sin artificios, la calidad de Mateus como un compositor que se atreve a mutar, y el nivel excepcional de sus músicos para adaptarse a nuevas formas de hacer sonido. Incluso, el cantante colombiano admite: “No encerramos en un estudio uno o dos meses. Caótica Belleza nos llevó dos años de trabajo, y precisamente nos tomamos ese tiempo porque la idea era que cada tema fuera un mundo distinto. Entonces, es posible que te encuentres aquí algunos tracks con un trasfondo más funk, o que son de una onda más electrónica.”

Pero también se tiene el dancehall de “Todo Lo Que Soy”, canción donde participa Li Saumet (Bomba Estéreo). Esta se encuentra antecedida por el sencillo homónimo al disco en el que participa Natalia Lafourcade. Justo allí se percibe la sentida sinfonía de un charango, objeto que nos evoca lo más melancólico de la música andina. Por otro lado hay una guitarra que corre tras un silbido de sentimentalismo épico a la Ennio Morricone, el cual le da a la canción un aire medio western.

“Esta pieza tiene esa parte country que venimos trabajando desde 1er Acto (2012) con “Aquí Estoy Yo” y otras canciones. Pero si hablamos de géneros, en el disco hay influencias muy caribeñas. Para la muestra tenemos una pista como “Los Que Fueron” donde me meto un poco con la champeta”, comenta Mateus, quien luego explica que la variedad no solo se percibe en lo artístico, sino en lo técnico: “Anteriormente habíamos usado muchos instrumentos que son típicos de acá, pero en este disco se hacen un poco más evidentes tanto el ukelele, como el charango, y unas guitarras acústicas que suenan muy latinoamericanas”.

(Lee aquí: Mochila Fest, un grito de independencia para la música alternativa)

Y también hay avances en lo que respecta a la gestión musical de la banda ya que Caótica Belleza (2015) fue lanzado a través de un sello grande como Universal Music. “Pero fue algo que tardó 6 meses en concretarse”, advierte Esteman. “Nos ha ido muy bien porque se trata de un contrato con el cual nos sentimos muy cómodos, ya que en todo el proceso creativo ha habido mucha libertad. Creo que estamos en un momento en el que las disqueras se están abriendo a más propuestas independientes. Y no lo digo solamente por mi, sino por todo lo que está pasando en el país, por Monsieur Periné, por Manuel Medrano, entre otros artistas que han firmado con una disquera ‘major’.

El concepto visual de Esteman

Esteman

“La imagen y la música son dos elementos que se complementarán siempre”, dice Mateus. Y es cierto, nada más al ver la videografía de su proyecto es posible deducir que la constante de su estética siempre ha sido lo vintage. Claro, en cada nueva etapa de su proyecto, ha cambiado constantemente su imagen aunque procura conservar esos detalles que le dan la identidad a su repertorio sonoro, a la imagen de su banda.

Por ejemplo, el arte de la tapa de Caótica Belleza (2015)  se destaca por una paleta de colores contrastantes donde es posible encontrarse algunas figuras de forma irregular que se superponen a la figura del artista, quien aparece siempre de blanco. “Queríamos conservar ese minimalismo, y en ese orden nos interesó conjugar allí algo caótico, por lo que aparecen estos acrílicos de colores. Todo eso fue lo que desarrollamos con Comes Cake”, señala Mateus.

Esteman ha ido evolucionando y así mismo ha sido muy cambiante en cuanto a sus temas visuales. Claro, cada imagen y diseño tiene una razón de ser. Nada se deja al azar. No es decir, ‘hagamos una sesión de fotos para el disco y ya’. La estética debe ser coherente con el discurso musical, por eso siempre procuro desarrollar un concepto, ya que se debe ser muy cuidadoso con estos elementos”, afirma el artista.

FacebookTwitterGoogle+Pinterest
Entradas Recomendadas

Deja un Comentario

Ingresa tu búsqueda y presiona “Enter”

13769570_919943371461261_900074979799435008_nCaptura