María Direktor | Entrenamiento

Inicio / Review / María Direktor | Entrenamiento

María Direktor | Entrenamiento

In Review

María Direktor | Entrenamiento

Puntaje - 7

7

Nuestra Calificación

Resumen Artistas como María Direktor siempre son importantes para refrescar el hip-hop y demostrar, una vez más, que el rap no es un terreno exclusivo de los hombres.

Por: Santiago Cembrano

Uno de los consejos básicos que recibe cualquier principiante que se va a subir a un ring de boxeo, y en realidad en cualquier deporte, es la importancia de mantener la calma. Abalanzarse desenfrenadamente contra el oponente es abrir un flanco e invitar al knockout: es necesario un juego de pies seguro y un jab constante que vaya debilitando la defensa rival y, metódicamente, preparando el terreno para un gancho certero que incline la balanza a favor. En Entrenamiento (2016), el debut de Maria Direktor, esta artista barranquillera radicada en Bogotá parece estar practicando con firmeza y constancia para una gran pelea, para la que, sin duda, está preparada.

Entrenamiento (2016) es un proyecto que se siente cercano, íntimo, aunque a la vez mantiene un ambiente de suspenso y misterio. El estilo calmado de María, como un susurro, hace sentir que te está contando un secreto al oído, y la seguridad con la que rapea y cuenta sus experiencias construye un ambiente acogedor para seguir a María en su sparring. Así, el deliver es gran parte del encanto de ella y de Entrenamiento (2016): calmado, susurrado, seguro, desafiante, irreverente, incluso sensual, la forma en que María nos entrega sus rimas nos lleva por sus experiencias y vivencias. Y lo hace con confianza, no tiene que gritar, ni forzar la voz, para que su mensaje llegue y cale hondo.

En esto parece haber influencias de la chilena Ana Tijoux. Estos potentes susurros también transmiten confianza no solo en ella, sino también en los que la escuchamos, y por eso nos abre su alma para conocerla personalmente. Aparte de rapear, María también canta, y canta muy bien, empujando las fronteras del rap para hacer contacto con el soul y algo de R&B. Este juego entre rimas sutiles, pero firmes, y los momentos más enérgicos del canto, le dan un buen equilibrio a Entrenamiento (2016). Es un estilo, entonces, que se siente auténtico y original, y por eso es tan agradable y funciona bien para expresar su mensaje.

entrenamiento-ep-maria-direktor

Fotografía por Carlos Basto

La atmósfera de calma y desafío a la vez, una tensión productiva que empuja “Entrenamiento”, también es construida por los beats precisos de DJ Pho, icónico DJ y productor colombiano, cuya producción en el EP  destaca por sí misma, tanto por su variedad como por su calidad. Pho es uno de los más importantes DJs de Scratch en Colombia, y ha colaborado con artistas como Natalia Lafourcade, RJD2, y el legendario DJ Shadow. Los beats de Pho en este proyecto son sencillos, con teclas muy efectivas, evocadoras y, francamente, bonitas; samples que funcionan muy bien; bajos que acompañan firmemente los temas; y una percusión que se adapta a los distintos picos y valles, conforme las emociones varían, de Entrenamiento (2016).

En particular en “Easy part 1”, un track instrumental, es claro el despliegue de habilidades de Pho, que va construyendo un ambiente melancólico y misterioso, con teclas que se van sumando y contraponiendo. Es, entonces, notoria la experimentación sonora que plantean María y Pho, y al atreverse a ir más allá de los supuestos límites que puede tener el rap (muchas veces autoimpuestos), abren un vasto abanico de posibilidades para el desarrollo del género en Colombia. Mención aparte merecen los siempre geniales scratches de Pho, que ensamblan las canciones y el proyecto mismo, dándole el toque personal de Pho y una dimensión interesante aparte de las letras de María.
12985435_1579808365644074_3346009167655567667_n

Fotografía por Juliana Pachón

Entrenamiento (2016) es corto, de poco más de diez minutos. Pero es suficiente tiempo para que Maria Direktor nos muestre su potencial, nos de mensajes de motivación ante la adversidad y nos cuente un par de historias de sentimientos y (des)amor. A lo largo del proyecto, incluso en sus momentos íntimos, Maria exuda seguridad, que se evidencia en sus letras. Con la temática de  su EP, este podría ser para una pelea en el ring contra la vida, frente a la cual Maria no concede cuartel y lucha firme, aunque inteligentemente. A la vez, el entrenamiento también parece ser un proceso de maduración y aprendizaje, tras el cual Maria nos cuenta, con sus historias, lo que ha vivido y qué ha aprendido de esto.

El proyecto empieza con “Entrenamiento”, y María empieza con una afirmación contundentes, tras las teclas enigmáticas de Pho: “tengo la pistola cargada, la tengo más clara, ya nada me para”. Esa es la tónica del primer corte, un equilibrio entre la arrogancia de quien le planta cara a la adversidad, y la confianza de quien sabe que se ha preparado para hacerlo. Ya no hay tiempo de jugar, pues Maria advierte que “Esto no es un simulacro, este es el incendio”. En “Inhala Exhala”, Maria aconseja afrontar los problemas con calma, sin prisas. Ante los retos “sé buen arquitecto, bases firmes, buenos cimientos”, y hay que recordar, que por más sombría que parezca la situación, “la vida son instantes y con el tiempo todo pasa”, pues “la vida es corta, y no se mide en años, se mide en historias”.

Artistas como María Direktor siempre son importantes para refrescar el hip-hop y demostrar, una vez más, que el rap no es un terreno exclusivo de los hombres.

Luego, en la parte más personal del proyecto, en “Y si”,  María le habla a una persona que busca volver con ella, aun cuando ella no quiere nada, y acaba la historia, y con “No me tomes a mal”, deja claro que no la necesita, ni a nadie: “ya no me hace falta cuando me tocas la espalda, cuando me lanzas tus miradas, las esquivo como balas”, y añade que “ya de ti no tengo ganas”. Con sus letras, entonces, María logra pintar un cuadro de sentimientos que se siente muy cercano y con el que es fácil identificarse, y nos muestra cómo lidiar con los líos que todos vivimos día a día.

María anuncia que tiene la pistola cargada pero, por momentos, parece que le quedaran un par de balas en la recámara. Son momentos en que parece que los susurros y las instrumentales anunciaran un cenit que no llega, un momento de éxtasis que canalice toda la energía que se va acumulando en las historias. Volviendo a la imagen inicial del boxeo, ella nos muestra ese jab constante y efectivo, pero parece faltar un gancho espectacular que nos deje noqueados. Quizás es porque este es solo el entrenamiento y falta que María nos deje ver la verdadera batalla.

María 2

Fotografía por Juliana Pachón

En todo caso, Entrenamiento (2016) es un buen proyecto, que logra transmitir emociones y sentimientos sin ser cursi, y logra abordar mensajes de superación sin que sea aburrido, o desde una perspectiva facilona o de superioridad moral. Además, la técnica del rapeo susurrado junto con el canto logran llevar muy bien el proyecto, y se complementan bien entre sí. Luego, las instrumentales de Pho encajan perfectamente, a veces planteando tensiones con el estilo de María que logran momentos muy interesantes y agradables. Falta ver cómo sería un larga duración de María Direktor, pero Entrenamiento (2016) da todas las pistas de que sería innovador, cercano y agradable.

Hay que recordar que el rap es un género que ha sido y sigue siendo machista. Ese es un hecho. Desde la misoginia de NWA hasta el machismo y ansias de control solapados de Drake, y pasando por la sexualización de Lil’ Kim, la forma en que se ha retratado a la mujer en el mainstream ha sido, al menos, problemática. Algunas posiciones defienden que bitch no necesariamente es un insulto, Salt-N-Pepa advirtieron que lo que ellas quisieran era “none of your business”, Queen Latifah gritó “Who you calling a bitch?!” y Lauryn Hill es una de las mejores raperas, sin importar el sexo, de la historia, pero incluso ahora el género parece mirar por encima del hombro a las mujeres. Así, artistas como María Direktor siempre son importantes para refrescar el hip-hop y demostrar, una vez más, que el rap no es un terreno exclusivo de los hombres.

Acá, ella expande las fronteras entonces no solo en lo musical y en las temáticas, sino que sigue consolidando la presencia femenina en el rap colombiano, junto con figuras como Lianna o Diana Avella, entre otras. Pero que quede claro que Entrenamiento (2016) no es un buen material porque sea de una mujer, ni es un buen proyecto para ser una mujer, es un buen trabajo y punto, que nos deja esperando más de ese estilo y deliver particular que nos presenta María Direktor.

FacebookTwitterGoogle+Pinterest
Entradas Recomendadas

Deja un Comentario

Ingresa tu búsqueda y presiona “Enter”

Father John MistyConverse Rubber Tracks Live