4 ejercicios rápidos para tensar los glúteos y el interior de los muslos y lucir un físico fuerte y flexible a los 40 y 50 años

Todos queremos un cuerpo sano y en forma a cualquier edad. Pero este deseo ciertamente no puede cumplirse con la ayuda de un genio y una lámpara mágica. Somos nosotros los que debemos esforzarnos para poder conseguir los objetivos marcados. A partir de cierta edad, podríamos pensar que recuperar la forma perdida puede ser una utopía. Sin embargo, un poco de perseverancia y dedicación es suficiente; En resumen, todo depende de nosotros.

Mientras que los principales intereses de los niños son los bíceps y el pecho, las mujeres a menudo miran hacia atrás. Con 4 ejercicios rápidos para tensar glúteos y muslos, en ningún momento hemos podido recuperar ese físico que perdimos. Es un camino de entrenamiento simple que no te hará perder más de 10 minutos de tiempo.

zona sensible del cuerpo

Con el paso de los años es normal notar un deterioro en tu cuerpo. Ya no somos jóvenes, nuestro metabolismo se ralentiza y ganar kilos de más se vuelve casi automático. Es por eso que es tan fácil golpear un trasero blando y fofo.

Para volver a la normalidad, por lo general Los expertos aconsejan Una caminata saludable o un trote saludable. Pero si el tiempo no lo permite, lo sabemos. Mantener la forma física A los 40 y 50 años también es posible desde casa. Está claro que el buen ejercicio debe combinarse con una nutrición adecuada, de lo contrario echaremos a perder las cosas buenas que hemos hecho hasta ahora. Aquí, entonces, está el camino del fitness a seguir.

4 ejercicios rápidos para tensar los glúteos y el interior de los muslos y lucir un físico fuerte y flexible a los 40 y 50 años

Después de unos minutos de calentamiento, comienza a cuatro patas con los codos en el suelo y la espalda recta. Levantamos una pierna hacia atrás, luego doblamos la rodilla e intentamos levantar el talón hasta las nalgas.

READ  Sinergia confunde - Ciudad de la ciencia: el presidente Villari habla de eso

Continuamos los movimientos laterales. Nos paramos con las piernas juntas y los brazos a los costados. Manteniendo el pie izquierdo fijo en el suelo, damos un gran paso lateral hacia la derecha, doblando la rodilla. En el movimiento nos mantenemos rectos con el torso y extendemos los brazos frente a nosotros.

Luego separamos las piernas, permaneciendo erguidos. Manteniendo la posición, nos bajamos hacia la pelvis para tocar la punta del pie derecho con la mano izquierda, y viceversa.

Terminemos los clásicos ponerse en cuclillas. Cuando flexionemos, recordemos que la rodilla no debe ir más allá de la punta del pie y hacer que la pelvis se retraiga. Inclinémonos manteniendo siempre la mirada fija en nosotros.

Cada ejercicio debe realizarse durante unos 40 segundos, cambiando de lado siempre que sea posible. En caso de problemas de salud, es recomendable consultar a su médico antes de comenzar a entrenar.

(Le recordamos leer atentamente las advertencias sobre este artículo y las responsabilidades del autor, las cuales pueden ser referenciadas aquí»)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.