A los niños con cáncer se les “recetan” medicamentos muy especiales a los médicos

Estar del otro lado de la valla es algo completamente distinto. Los médicos que han recibido una gran lección de vida de los niños que se enfrentan al túnel del cáncer lo saben bien. Los niños que estaban acostumbrados a recibir recetas alguna vez usaban batas médicas y escribían recetas ellos mismos. Ciertos medicamentos, pero son imprescindibles no sólo en la relación médico-paciente sino también (y sobre todo) para afrontar mejor la enfermedad. Con un poco de sarcasmo e imaginación.

Los medicamentos que los niños recetaban a los médicos se llamaban Secreto, Respetable, Medicina, Gentyline. Discretella es un producto específico basado en la discreción, con un ingrediente activo llamado Speclo: Verga Kids lo receta a los trabajadores de la salud cuando desean la intimidad y la soledad de su habitación, cuando la desnudez en el hospital es demasiado vergonzosa o cuando los padres hacen preguntas o los médicos invadir la privacidad de un adolescente. Está el “Té de Palabras Claras y Fáciles” que elimina la “medicina” y hace comprender a los profesionales que la conversación debe ser más sencilla y comprensible, o el colirio “Gentilin, Gotas de Bondad para los Ojos Más Sensibles” que invita a paciente a no perderlo de vista: basándose en “Empatina” y “Osserbene”, invita a los médicos a mirar atentamente, con verdadera curiosidad, al individuo, para combatir las observaciones distraídas o apresuradas.

Toda la gama de productos dirigida al personal sanitario del Centro María Letizia Verga – Irccs San Gerardo dei Tintori se llama “Pastillas de la Ironía” y ha sido diseñada y creada por los niños del proyecto adolescente “I Ragazzi del Verga”, con el apoyo de sus docentes, psicólogos y del Comité María. El proyecto comenzó en el verano de 2023 y reunió las experiencias y necesidades de los niños hospitalizados de una forma divertida y eficaz: la intimidad, la amabilidad y la claridad en la comunicación, pero también el tiempo, la confianza en el futuro y la vuelta a la vida normal son los núcleos temáticos. Surgieron con más fuerza y ​​se convirtieron, en un acto colectivo y creativo, en falsas ampollas con tarjetas explicativas.

Permanecerá disponible para la comunidad de Centro Verga como una herramienta para abordar algunas conversaciones incómodas de manera directa pero proactiva y resolver situaciones que pueden causar vergüenza a los jóvenes cuando tienen que revelarse y expresar sus necesidades. En el proyecto participaron unas 15 niñas y niños de entre 14 y 20 años.

“Comenzamos escuchando y compartiendo las experiencias de los niños, aclarando las experiencias en grupos e identificando los temas más sentidos – comenta Elena Pagani Pagliaca, psicóloga del Centro María Letizia Verga – Destacamos momentos difíciles o agotadores de la experiencia Ser adolescentes en oncología es definir aquellas prácticas y comportamientos que han quedado grabados en la memoria de todos por su eficacia o el confort que de ellas se deriva.

“Con las pastillas sarcásticas, los niños hablan de sí mismos con el personal y nos piden que intentemos compartir su punto de vista, nos provocan sin adornos y nos recuerdan, como sólo saben hacer los adolescentes, temas importantes, ya sea ‘pedir ya sea un refuerzo positivo o una muestra de cariño’, confirma Marta Stopa, profesora del proyecto adolescente “IRagazzi del Verga”.

“El trabajo solidario en el campo de la hematología y la oncología pediátricas es muy exigente emocionalmente: el humor y el sarcasmo son una herramienta adicional que facilita el intercambio y la comprensión mutua. Estas recetas pueden tener un gran poder transformador en el departamento: planeamos ponerlas a disposición de otros. hospitales afiliados a la Sociedad Italiana de Hematología y Oncología”. Hematología y oncología pediátrica y también evaluar sus efectos en el marco de la investigación sobre el bienestar hospitalario”, concluye Marco Spinelli, oncólogo, Jefe del Área Psicosocial del Maria Letizia. Centro Verga.

READ  F1 | Williams: La ciencia de la parada activa (Parte 2) - Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio