Agua pura, brillante y rentable, el tesoro alpino triunfa incluso sobre los árabes

La El sector del agua mineral está en plena transformación. Es un mercado cada vez más competitivo, intercalado entre pagos ambientales que requieren una revisión del consumo de plástico y una feroz competencia de precios. En este panorama, las firmas más organizadas son las que resisten, y son capaces de asegurar inversiones robustas y rentables en grandes volúmenes. Todo cambia, pero en muchos aspectos, especialmente en lo que respecta a la gestión regional de franquicias, el sector permanece anclado en el pasado y los permisos otorgados desde hace décadas con pequeños ajustes de tarifas a lo largo del tiempo. Está liderado por el alto consumo de agua embotellada: con 200 litros por persona frente a 118 de la media de la UE, Italia es el primer país europeo (foto de The European House Ambrosetti), y el tercero del mundo después de México y Tailandia.

Piamonte es la región italiana con el mayor número de concesiones activas para el embotellado de agua mineral, según los últimos datos disponibles del Ministro de Economía y Finanzas. Entre las regiones italianas, Piamonte, Lacio y Lombardía ocuparon el primer lugar según el área otorgada: juntas representan el 41 por ciento del área nacional otorgada en la concesión para la explotación de aguas minerales y el valor de Piamonte solo es del 17%. En total, hay 114 fuentes de agua mineral en Piamonte, repartidas en 87 sitios de extracción.

LaLas concesiones, sin embargo, son 46, pero las en uso son solo 26 de las cuales cuatro son explotadas por Fonti di Vinadio, como muchas San Bernardo y seis por Pontevecchio. Algo similar en Liguria: 22 fuentes encuestadas, pero solo 8 franquicias activas y 2 empresas se han resistido a las transformaciones de la última década, aunque estén listas para reabrir sus fábricas, hay dos marcas más que mirarán al mercado. Emiratos y Oriente Medio.

Fuentes de Piamonte

La La razón para evitar que nuevas empresas ingresen al mercado no es el bajo costo de las franquicias. En cambio, se relaciona con valoraciones de mercado. El canon de concesión de las aguas minerales destinadas a la explotación proporciona un componente fijo relacionado con la expansión del área de concesión, que recae en el condado o ciudad metropolitana correspondiente del territorio. Luego un componente variable relacionado con las cantidades de agua mineral embotellada que recolecta la región de Piamonte, que también gestiona la renovación de las concesiones. Los importes abonados en 2021 hacen referencia a la actividad del año 2020 (se trata de un alquiler diferido) y se organizan de la siguiente manera: el valor del componente fijo es de 37,23 euros por hectárea con un mínimo de 3190,76 euros y el variable por mil litros de botellas. Desde 1,06 € por los primeros 60 millones de litros y 1,28 € si se superan los 150 millones de litros de embotellado. Los números se introdujeron en 2014 y desde entonces solo se han revisado en función de la tasa de inflación planificada. El resultado es que la región de Piedmont, para las 26 franquicias que ya están en uso, cobró una tarifa de aproximadamente 1.4 millones relacionada con el producto empaquetado. Por otro lado, la tarifa plana va a las autoridades locales y también la pagan los propietarios de la franquicia sin usarla. Por ejemplo, Fonti di Vinadio, propietario de la marca Sant’Anna, la empresa líder en Italia con una facturación que se ha más que triplicado en los últimos diez años – en 2019 la facturación fue de 320 millones de euros – pagó el mismo año en honorarios de 875.234 euros La zona tiene dos cuotas.

READ  Zoom Ruthless y Los Ángeles registra un boom de revisiones

“Distribuimos nuestra agua por toda Italia y somos el número uno en casi todas las regiones”, dice Alberto Burton, presidente y director ejecutivo de Acqua Sant’Anna. La competencia del mercado todavía gira en torno al precio más que al reciclaje de productos. El problema es que el consumidor prefiere ahorrar cuando tiene que gastar unos céntimos más. Las inversiones son fundamentales para sobrevivir en un mercado altamente competitivo, donde los márgenes son ajustados. Nuestra inversión anual oscila entre los 10 y los 40 millones, que son necesarios para adaptar las máquinas ”. La competitividad (las cinco grandes de Italia cubren el 80% del mercado) y los costes de producción desalientan a las empresas a entrar en este negocio.

Otra empresa importante en la región es Pontevecchio, que está embotelladora de marcas como Valmora y Sparea, liderada por la familia Damilano cuyo director general era Paolo Damilano, nominado a la alcaldía de Turín en las siguientes listas administrativas con la lista cívica “Torino Bellissima”.

Valle D’Aosta es más marginal en el sector, con un total de siete fuentes, tres de las cuales son embotelladoras activas, una en franquicia pero en desuso y las otras tres en franquicias sin explotar. Dos de ellos ya están empleados, Fonte Rey y Youla, en el municipio de Cormaye.eur, hasta abril de 2023 a Società Sorgenti Monte Bianco S. p. Responsable del grupo francés Alma Sources. En este caso, la tasa de regalías está en línea con la tasa de Piedmont.

Lo pequeño no siempre es hermoso

sEn el mapa geográfico de Liguria, las fuentes de agua 22 puntos se encuentran entre Rocche dei Valletti en la provincia de La Spezia y Fontana Fredda en la provincia de Imperia. El futuro está al alcance, pero es complicado explotarlo. Tanto es así, que en los últimos 10 años han quedado 9 empresas en 2. Las demás han sido canceladas por la competencia y por los costes de funcionamiento de las fábricas. En palabras de Angelo Nan, director general de Calizzano, en la planta de Alta Val Bormida se procesaron 57 millones de litros en 2019 “El agua es una cosa muy extraña: no cuesta casi nada, pero gastas más en llenarla que una botella de Barolo . ”

READ  La tripulación de SpaceX regresa a la Tierra después de una misión récord

También hay una pandemia antes y después del agua. En 2019, las dos empresas ligures aún en el mercado, Calizano con sede en Savona y Santa Vitoria con sede en Imperian, tenían diferentes proyectos de expansión y el único dolor de cabeza se debió a una sentencia del Consejo de Auditores que, en línea con el año anterior, obligó la región de Liguria para aumentar los alquileres Estado (de 30 a 45 euros por hectárea) y derechos de cobro, de 1 euro por metro cúbico de agua mineral embotellada (y sus derivados) a 1,5. Hoy todo ha cambiado. En un año, las perspectivas se han puesto patas arriba. Ya no están pagando los derechos de cobro que han sido suspendidos debido a Covid, pero como es el caso de muchas otras empresas, es una lucha diaria por sobrevivir. La Calisano, que servía comida como punto de referencia con sus botellas de vidrio (que absorbían el 65% del producto), se derrumbó: la fábrica está funcionando al 50% y los 35 empleados están en un fondo de superávit del 80%. En el último año “normal”, la facturación ronda los 6 millones de euros, un 24% menos en 2020; Y cerrado el primer trimestre del año en curso ya se habla de una reducción del 52% y 20 millones de litros menos de procesamiento.

No hay financiación a la vista de la región de Liguria. “No podemos reemplazar al mercado – observa el comisionado de Actividades de Producción Andrea Benvidotti – pero si existe la voluntad de fortalecer el sector, entonces podría haber espacio para la programación posterior de los fondos del FSE”.

READ  Fue el genial entrenador Nicolino Grande Aracri y la bolsa que usaban para aislar los celulares

Agua en el desierto

a El Corán dice: “Y en el agua que Dios le hace descender del cielo (…) hay versos para la gente de pensamiento”. Así, plantea más de una sugerencia de que en marzo de 2020, Vallechiara di Altare (Lipiani y Fonte del Lupo) fue comprada por una empresa encabezada por Sheikh Al Qasimi de los Emiratos Árabes Unidos. Cinco millones de inversiones entre la compra y renovación de la fábrica y un plan de negocios que prevé que el 50% de la producción esté terminada en los hoteles Sheikh de EAU. Vallechiara quebró en 2017. Beta Consulting Srl llegó en 2020 y abre un nuevo capítulo para la planta de Altare: “Covid está retrasando el cronograma, pero ahora estamos listos. Pronto comenzaremos a instalar nuestra nueva línea de mascotas para llenar 15.000 litros por hora. Después de eso, las dos líneas de vidrio y los cuatro patitos comenzarán a operar, a pedido de Emirates Airlines ”, explica Tariq Khamis, CEO de Beta Consulting.

Hay otra fuente que podría volver a la producción en poco tiempo: es la Argentiera en Alta Val d’Orba, entre Urbe y Sassello. La operación fue realizada por el empresario de Mónaco Claudio Meluto, natural de Aosta y propietario de Comenii Aquae Srl. En cuanto al agua de Altare, al igual que al agua de Faiallo, acompañada de análisis químicos y sensoriales que la sitúan en los primeros rankings de agua mineral en los mercados europeos, podría acabar en el mercado de Oriente Medio..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *