Alberto Forcelli: Sí, este será el siglo chino.

Nazione Futura tuvo el placer de entrevistar a Alberto Forchielli, emprendedor, ensayista, bloguero y gran experto en economía internacional.

Forkelli es ahora presidente de Mandarin Capital Partners, una firma de capital privado que fundó en 2007 que invierte principalmente en empresas italianas orientadas a la exportación, con un enfoque particular en los mercados asiáticos.

Los principales temas de discusión, a la luz de la larga experiencia profesional de nuestro anfitrión en Asia, fueron la economía china y las relaciones entre China y otras potencias económicas mundiales, comenzando por Estados Unidos y la Unión Europea.

Éstos son algunos de los aspectos más destacados de la entrevista.

Forchelli, China fue el primer país afectado por Covid-19, pero parece estar recuperándose más rápido que otros, también económicamente.

En 2020, China logró un crecimiento del PIB del 2,2% y, al final, prácticamente no covidó. Este año, con los frenos puestos, ha crecido un 6%.

La vida se ha reanudado con normalidad, los restaurantes están abiertos y la gente se va de vacaciones al campo, aunque ha sido difícil viajar al exterior.

China respondió de inmediato a la pandemia imponiendo estrictas medidas de contención y todavía hoy está cerrando todo en un pequeño número de casos. Actualmente estoy en Hong Kong y estoy en la tercera semana de cuarentena obligatoria impuesta a cualquier persona que venga del extranjero. Está claro que con disposiciones tan estrictas en vigor, muy pocas personas llegan o salen del país.

¿Cómo avanza la campaña de vacunación en China? No hay muchas noticias procedentes de este frente …

Va bastante lento, también porque la epidemia en China fue más contenida que en Italia y fue severa durante solo dos meses. Entonces, la gente ya está acostumbrada a la idea de moverse libremente, incluso sin máscara, y no siente la necesidad de vacunarse. La única excepción es que una pequeña fracción de la población tiene que viajar al extranjero, pero estamos hablando de cifras ridículas. En conjunto, no creo que las personas vacunadas superen el 5% de la población.

READ  Intesa Sp y Banco Bpm están en la cima desde hace un año

– ¿Qué opinas de las recientes declaraciones del Director General de la Organización Mundial de la Salud de que se necesita una investigación más profunda sobre la hipótesis de que el virus se había filtrado del laboratorio de Wuhan?

Da un golpe al círculo y otro a un golpe: creo que la OMS no quiere en absoluto enemistarse con China, lo ha demostrado en numerosas ocasiones. No tiene interés en publicar datos e informes que puedan enojar o avergonzar a los chinos a nivel internacional.

Por supuesto, existe la hipótesis de un escape accidental del virus del laboratorio de Wuhan y no tiene sentido descartarlo de antemano, incluso si claramente debería intentarse. Pero por esta misma razón, es correcto iniciar una investigación exhaustiva.

Respecto a uno de los temas más discutidos en los últimos años, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, ¿cómo ve la situación con la administración Biden?

No habrá grandes rupturas, ambos lados del Congreso apoyan una política anti-China, y la mayoría de la opinión pública estadounidense ve a China como un enemigo.

El problema es que durante 30 años, los estadounidenses subestimaron a los chinos: estaban convencidos de que las reformas económicas, la liberalización del mercado y la introducción de Internet convertirían automáticamente a China en una democracia. Ocurrió lo contrario: el régimen chino supo explotar las nuevas tecnologías para asegurar un control más amplio sobre la población y crear un sistema mixto en el que conviven dirigismo y capitalismo.

Como mínimo, Trump debería admitir que rompió esta ilusión. Biden y las manifestaciones estadounidenses, que son tan fuertemente anti-China como los republicanos, continuarán con una política fuerte hacia China. De hecho, hasta ahora los deberes se mantuvieron.

READ  La madera y los muebles de Pordenone lideran la frescura del otoño

¿Cómo ve el mundo en las próximas décadas? ¿Se volverá a dividir en dos bloques, uno liderado por Estados Unidos y otro liderado por China?

Sí, creo que habrá una nueva dualidad. El bloque liderado por China dominará Asia, África y América Latina. Rusia también entrará en la órbita china y Occidente la empujará en esta dirección.

Mientras que el bloque occidental incluirá la región del Nafta, luego Estados Unidos, Canadá y México, que forma parte de Europa, que se volverá a dividir en esferas de influencia, India, Australia y Japón.

¿Está Europa condenada a la culpa internacional?

Europa volverá a ser un “campo de batalla”, dividido entre los dos bloques, y no podrá hacerse un hueco como actor independiente. No creo que tenga la fuerza ni la voluntad.

Y no se apegará a una línea estricta contra China, sobre todo porque el país líder de la Unión Europea, Alemania, tiene intereses comerciales demasiado grandes en China como para amenazar su relación con Beijing. Y si Alemania no toma partido, Europa no tomará partido.

En general, las economías europea y china están ahora demasiado integradas para pensar realmente en una colisión frontal.

¿Cómo trata Italia con China?

La industria manufacturera italiana ha sentido una gran parte del peso de la competencia china en los últimos años. Se conservaron aquellos sectores protegidos por dibujos, como la cerámica.

Italia también fue el primer país de la OTAN en firmar un Memorando de Entendimiento sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta en 2019, sin obtener nada relevante a cambio.

Italia hoy debe mantener su posición en el Atlántico con firmeza.

READ  El G20 en Catania, los ministros de Educación y Trabajo se reúnen (foto) | Blog

¿Cree que el ascenso económico de China no se puede detener como se suele decir?

Creo que sí. No me gusta el modelo chino, pero algunas cosas son objetivas: China es una potencia demográfica de mil y 400 millones de personas, con un sistema productivo que funciona bien, tecnologías de punta, gran espíritu emprendedor, liderazgo decisivo y que, a diferencia de Occidente, no es necesario responder constantemente a la opinión pública. Debemos ceder al hecho de que este será el siglo chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *