Caminar por la casa de esta manera tiene importantes efectos positivos para la salud.

Hay una gran cantidad de formas de recuperar el bienestar. Alguien se convierte en MeditaciónOtros practican deportes, mientras que otros intentan distraerse con la diversión. Lo que veremos hoy es quizás el método más simple de todos los tiempos, uno en el que ni siquiera tienes que salir de casa.

Veremos un ejercicio muy sencillo, que se puede realizar a todas las edades y que nos permite reducir drásticamente nuestros niveles de estrés. Descubriremos que caminar por la casa de esta manera tiene enormes efectos positivos para la salud.

De la meditación a la acción

El ejercicio que sugerimos se basa en la práctica meditativa nombrada Consciencia. Vale la pena estar siempre atento al espacio que nos rodea, evitando así distracciones o preocupaciones que pueden nublar nuestra mente. Las personas que recurren a esta práctica experimentan una reducción drástica de sus niveles de estrés.

Hay un ejercicio muy sencillo que utiliza los principios del mindfulness y nos permite mejorar nuestro bienestar en poco tiempo, veamos de qué se trata.

Caminando conscientemente

Todo lo que se necesita hacer es caminar muy despacio y con cuidado. Tomemos algo de espacio en casa, para que podamos dar al menos cinco pasos en línea recta. Entonces comencemos con el primer paso. Hagámoslo muy despacio, y sintamos todas las sensaciones en nuestro cuerpo, los músculos que trabajan para realizar este movimiento. Sentimos el peso del objeto tocando el suelo al final del paso. Luego haz otro, un poco más rápido que el anterior.

Cuando lleguemos al fondo de la sala, giremos lentamente y demos algunos pasos más, ganando velocidad lentamente. Seguimos trabajando durante al menos diez minutos de esta manera, siempre enfocándonos en nuestros movimientos.

READ  "La ciencia proporciona el marco, la diplomacia proporciona los métodos", dice la Dra. Lasina Zerbo.

Objetivo

Caminar por la casa de esta manera tiene importantes efectos positivos para la salud. Este ejercicio hace que prestemos atención a una actividad que normalmente haríamos de forma automática y, por lo tanto, podemos comunicarnos con nuestros cuerpos y el entorno circundante. Hacemos este ejercicio todos los días y nuestros niveles de estrés deberían disminuir, manteniéndonos a salvo de las peligrosas enfermedades asociadas con él.

(Le recordamos que lea atentamente las advertencias de este artículo, que pueden consultar Quien es el”)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *