Es genial cómo esta forma de usar el perejil combate la retención de agua y nos mantiene saludables.

El perejil es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina. En pastas o platos principales, el perejil combina a la perfección con platos a base de pescado que tienen tanto su sabor como su aroma.

El fuerte sabor y la facilidad de disponibilidad lo hacen indispensable en la cocina, sea cual sea la receta que queramos preparar. Además, mucha gente solía cultivarlo en casa, evitando así comprarlo en el supermercado. Hay dos tipos, las hojas son rizadas y las hojas son lisas, siendo esta última la más cultivada y consumida en Italia. Es muy fácil de cuidar, pero recuerda que sigue siendo uno la planta Que necesita humedad y por esta razón se debe regar con frecuencia. Sin embargo, se sabe que puede sobrevivir incluso en condiciones climáticas bastante duras y esto la convierte en una planta completamente especial.

Una hoja de papel con mil propiedades

El perejil no solo es bueno y fragante, sino que tiene muchas propiedades que son muy importantes para nuestro bienestar.

En primer lugar, contiene grandes cantidades de Vitamina C con conocida acción antioxidante y protectora para el organismo. Por otro lado, se ha demostrado que el perejil estimula el apetito y la digestión y, por lo tanto, asegura la salud intestinal.

Sin embargo, no todo el mundo sabe que el perejil tiene efectos depurativos y secantes que lo hacen ideal para combatir la retención de agua. Pero no solo. Sus propiedades también son conocidas por regular el ciclo menstrual, gracias a la presencia de Apiolo Lo que estimula su fluir.

Así que veamos cómo usarlo en la cocina de una forma diferente a la habitual pero muy sencilla.

READ  Biden está tratando de hacer que el enemigo de la ciencia, Bolsonaro, piense en el clima

Es genial cómo esta forma de usar el perejil combate la retención de agua y nos mantiene saludables.

Estamos hablando de decocción de perejil. Es una infusión específica obtenida a través de una decocción que podemos preparar fácilmente en casa. Todo lo que necesitamos son unos 5 gramos de raíz seca de perejil y 150 ml de agua. Deje que hierva el agua con la raíz durante diez minutos, y una vez apagado el fuego, déjelo reposar durante 10 minutos. Es en esta etapa que filtramos el agua y la decocción está lista. Podemos beberlo solo o endulzarlo con miel. En este caso, el doble efecto del perejil y la miel sería una explosión de aromas, sabores y lujo.

Es genial cómo esta forma de usar el perejil combate la retención de agua y nos mantiene saludables al dejar una increíble sensación de frescura y ligereza.

La decocción no es apta para mujeres embarazadas y, por supuesto, recomendamos a cualquier persona que siga los consejos de un médico en función de su estado de salud.

(Le recordamos que lea atentamente las advertencias de este artículo, que pueden consultar Quien es el”)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *