España, el rey Juan Carlos paga 4,4 millones a las autoridades fiscales. Pero todas las sombras permanecen sobre los escándalos

Sobre Juan Carlos Al-Qaeda -como mínimo- cuentas con las autoridades fiscales españolas, pero el proceso decidido por su dorado exilio en Abu Dhabi, no es suficiente para disipar las sombras sobre la soberanía del honorario desde hace años en medio de las investigaciones de la Poder judicial suizo y desde junio pasado, el Tribunal Supremo español. Fue revelado por el periódico PaísLa noticia fue confirmada por el abogado Javier Sánchez JunkoDefensor del ex rey: Juan Carlos pagó 4,4 millones de euros para saldar la deuda fiscal derivada de diez años de vuelos a bordo de un avión de empresa privada (valorado en más de 8 millones de euros) cedido por la Fundación Zagatka, con sede en Liechtenstein, de propiedad anterior. Álvaro de OrleansPrimo del ex rey.

En definitiva, un pago realizado para evitar ser acusado de evasión fiscal. Tal como lo hizo hace apenas dos meses al pagar 678.000 euros para saldar una deuda tributaria por otra donación no declarada: en este caso fue el uso de tarjetas de crédito vinculadas al dinero del empresario mexicano. Allen Sanginess Krause. Un caso que está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción de Madrid.

A juzgar por las primeras reacciones, la operación no tuvo el resultado que esperaba el ex rey, quien supuestamente ayudaría a limpiar su imagen estropeada por los escándalos y, quizás, como se informó hace unas semanas, allanar el camino hacia un regreso a España, el país que abandonó en agosto Los últimos 58 años después del trono – casi 40 años en el trono – para aterrizar en los Emiratos Árabes Unidos, como invitado de su amigo, el Príncipe Heredero Mohammed bin Zayed. Hace apenas tres días, recordó el golpe de Estado del presentador Antonio Tiggero – Cuadragésimo aniversario – Día Rey Felipe VI Había elogiado la figura de su padre, reconociendo el papel fundamental que desempeñó en la salvación de la joven democracia española.

READ  Los equipos de fútbol fueron vitoreados por pilotos de Fórmula 1

Pero ahora que volvemos a hablar sobre la vergonzosa fortuna oculta de Juan Carlos, las ventajas pasan inmediatamente a un segundo plano. Más duro de lo habitual, primer ministro Pedro sanchez“Tengo el mismo sentimiento de rechazo que la mayoría de los españoles por esta falta de sentido civil”, dijo, y explicó que su intención, sin embargo, no es cuestionar el establecimiento real, sino “el comportamiento de la persona”. Pero en su gobierno hay quienes van más allá. Alberto GarzónEl líder de Ezquiirda, Yoneda, y el ministro de consumo -quien generalmente se refiere al rey como un “ciudadano del bourbon” – señala en Twitter la “cantidad de sorpresas” que generan “datos financieros vagos y aparentemente ilegales” de los movimientos empresariales reales que son “los más protegidos y distinguido “También debería ser la ‘democracia más controladora’. Líder y viceprimer ministro de Podemos, Pablo IglesiasSe asombra de quienes reciben con agrado esta regulación fiscal como una buena noticia: “La pregunta no debería ser por qué no elogiamos ciertas cosas, sino por qué aplauden otras”.

Efectivamente, en lugar de abordar la situación irregular, el pago de 4,4 millones de euros de Juan Carlos está generando nuevas demandas. Por ejemplo sobre el origen de ese dinero. Porque ahora se están investigando todos los bienes del rey titular, de los que nadie sabe cuánto. La reciente investigación de la Fiscalía General contra la Corrupción de España se refiere a las presuntas actividades financieras del ex rey a través de empresas ubicadas en paraísos fiscales. Sigue sin resolverse el tema de la donación de 100 millones de dólares que Juan Carlos recibió de Borbón -que todavía estaba en el trono en ese momento- en 2008 del entonces rey saudí. Abdallah (Luego se entrega el dinero al ex amante Corina Larsen A expensas del paraíso fiscal de Nassau).

READ  Movilidad internacional, doble titulación Giovanni de Mauro en economía

Las dudas del fiscal suizo Yves Bertosa, Es que la empresa maxi-regalo fue un encargo por el papel mediador que jugó Juan Carlos en la adjudicación -que ocurrió en 2011- a un consorcio de 12 empresas españolas por un contrato para la construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad entre La Meca y Medina. Línea: un acuerdo por valor de 6.700 millones de euros. Ahora el Tribunal Supremo español también investiga este caso: no por los sobornos recibidos (en ese momento el rey todavía estaba en el cargo y su personalidad era inviolable), sino por los posibles delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal a través de movimientos de transacciones financieras que se produjeron. a junio de 2014, después de la cesión. Una de las figuras que giran en torno a los turbulentos asuntos del rey Juan Carlos es el primo de Álvaro de Orleans, quien lo ha financiado durante años a través de la Fundación Zagatka Travel and Luxury Accommodation desde los estados del Golfo hasta el Caribe. Sospecha de que fue uno de los símbolos de las actividades ilegales del ex gobernante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *