¿Extraterrestres en la Tierra? Estudio de la Universidad de Harvard genera debate: ¿Ciencia o ciencia ficción?

Un reciente estudio realizado por el Human Flourishing Program de la Universidad de Harvard desató una gran polémica, ya que suponía la existencia de seres inteligentes escondidos en la Tierra o incluso en sus alrededores. El artículo, publicado en el Journal of Philosophy and Cosmology, recibió una importante cobertura mediática, pero también atrajo muchas críticas por parte de la comunidad científica.

El estudio, realizado por Tim Lomas, Brendan Case y Michael P. Masters, propone una tercera hipótesis para explicar las observaciones de UAP (fenómenos aéreos no identificados), o los llamados «fenómenos aéreos no identificados». Esta hipótesis, conocida como la «Tierra Oculta», difiere de las dos explicaciones más comunes: la explicación terrestre tradicional (es decir, drones o aviones experimentales) y la explicación extraterrestre (es decir, civilizaciones extraterrestres de otros planetas).

Según investigadores de Harvard, las UAP podrían ser causadas por organismos inteligentes que ya existen en la Tierra, pero que están ocultos a los ojos humanos. Estos seres podrían provenir del futuro de la Tierra, ser descendientes de dinosaurios inteligentes, ser criaturas interdimensionales o incluso ángeles o hadas.

No hay duda de que la hipótesis propuesta en el estudio es sugerente, pero plantea varias dudas.

Para empezar, la Revista de Filosofía y Cosmología no es una publicación científica de alto nivel, ni está especializada en áreas como la astrofísica o la ufología. Además, el artículo no ha sido revisado por pares, lo cual es un proceso esencial para la validación científica del trabajo de investigación.

Las fuentes citadas en el estudio tampoco son en su mayoría de naturaleza científica, como podcasts y vídeos de YouTube.

Faltan datos y evidencia concreta que respalden las hipótesis formuladas. Finalmente, el estudio no proporciona un análisis crítico de los opuestos, es decir, de hipótesis alternativas que podrían explicar las PAU.

READ  La política europea promete escuchar a la ciencia

A pesar de las críticas, el artículo de Harvard tiene el mérito de abrir una discusión sobre un tema fascinante que aún no ha sido explorado. Sin embargo, es importante subrayar que las hipótesis propuestas en el estudio por el momento son sólo especulaciones y no tienen base científica.

La investigación sobre las UAP está todavía en sus inicios y llevará algún tiempo comprender la naturaleza de estos fenómenos. Es importante que la comunidad científica continúe investigando este tema de manera rigurosa, evitando especulaciones fáciles y sensacionalismo.

Por ahora, la hipótesis de seres inteligentes acechando en la Tierra sigue siendo una propuesta fascinante que debería trasladarse al ámbito de la ciencia ficción. Pero quién sabe, algún día podremos descubrir que la realidad triunfa sobre la imaginación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio