EZLN – Ayer: teoría y práctica.

Reunidos en un pueblo de una montaña en el sureste de México. Los meses deberían ser de julio a agosto del año próximo, ya que la pandemia de coronavirus se ha apoderado del planeta. Esto no es solo una reunión. No solo por la locura que la llama, sino también por la clara distancia entre la silla y la silla, y porque los colores de las máscaras son opacos detrás de la visera de las máscaras transparentes.

Hay líderes político-organizativos del Ejército Nacional de Saturno. También hay algunos comandantes militares, que permanecen en silencio a menos que se les pida hablar en un momento determinado.

Hay mucho más por asumir. Hay al menos 6 lenguas indígenas, todas de raíz maya, y usan el español o “La Castilla” como puente para entenderse.

Muchos de los presentes son “veteranos”, estaban en el levantamiento que comenzó el 1 de enero de 1994, cuando desembarcaron con armas en la mano en las ciudades con miles de compañeros y compañeras más, como entre sí. También están los “recién llegados”, hombres y mujeres que se han incorporado a la dirección zapatista tras una larga formación profesional. La mayoría de los “recién llegados” son mujeres “nuevas”, de todas las edades e idiomas.

La propia asociación, su desarrollo, sus tiempos, sus métodos, reproduce los montajes que tienen lugar en las sociedades. Hay alguien coordinando la reunión, dando la palabra e indicando los temas a discutir que se han acordado previamente. No hay límite de tiempo para cada intervención, por lo que aquí el tiempo gana ritmo.

Alguien ahora cuenta una historia, una anécdota o una leyenda. A nadie le importa si lo que se dice es realidad o ficción, sino lo que se dice a través de este medio.

Esta es la fecha:

Hombre zapatista caminando por un pueblo. Lleva su mejor atuendo y sombrero nuevos porque, dice, está buscando novia. El narrador imita los pasos y gestos que vio en algunas de las películas que circularon durante el Festival de Cine “Puy Ta Cuxlejaltic”. La pizarra se ríe cuando, quien cuenta la historia, hace una melodía de Cochiloco (interpretada por Joaquín Cosío en El Infierno. Luis Estrada, 2010), y se quita el sombrero para saludar a una mujer ficticia que pasa junto a una mula imaginaria que lleva un palo imaginario. El narrador mezcla el español con una de las lenguas mayas, para que se traduzcan en la reunión sin interrupciones.

El encuentro confirma que los que cuentan la historia recuerdan que llegó la hora del maíz. La narración continúa:

El hombre del sombrero se encuentra con un conocido y se saludan. “¡Oye! No te reconocí con ese sombrero y tan elegante.”Conocido dice. El acusado responde: “Estoy buscando a mi novia”. Y el otro: “¿Cómo se llama tu novia y dónde vives?” Bucle de sombrero: “No lo sé”. Otro: “¿Como es que no sabes?”. el sombrero: “Bueno, por eso dije que la estaba buscando. Mira, ya la encontré porque sé su nombre y dónde vive”.. El otro evalúa este razonamiento explícito por un segundo y asiente en silencio.

READ  Festival Horcynus, la celebración de la belleza en Capo Peloro

Es el turno del sombrero: “¿Y qué estás haciendo?” Otras respuestas: “Yo cultivo maíz porque quiero las mazorcas”. El sombrero se queda en silencio un momento mientras observa al otro que, con un palo de escoba, hace agujeros en medio del camino de tierra. el sombrero: Hola Bob, con el debido respeto, pero eres tan estúpido.. Otro: ¿Y por qué? Si lo dejara porque estaba decidido a comer maíz.

Uno del sombrero se sienta, enciende un cigarrillo y se lo pasa al otro, y el otro enciende. No parecen tener prisa: ni la persona del sombrero para buscar a su novia ni la otra para comerse el maíz. La tarde se alarga y muerde un poco de luz de la noche. Aún no ha llovido, pero el cielo comienza a cubrir nubes grises. La luna acecha detrás de los árboles. Después de un largo silencio, el sombrero explica:

“Bueno, mira, papá. Veamos si me entiendes: primero, baja al suelo. El maíz guijarro no echará raíces. La semilla morirá bajo el pisoteo y no habrá lugar para enraizar. La semilla no echará raíces. muere. Luego la escoba, que usas como azada, pero una escoba es una escoba, la azada es una pala, por eso la pobre escoba está realmente cortada ”.

Toma el sombrero de la escoba, revisa los parches que hizo el otro con cinta e hilo y continúa: “Si mi madre te viera arruinar su escoba de esta manera, te enviaría a dormir a las montañas”.

Él continúa: “Entonces, Milba no está en todas partes, como parece, y no se trabaja con nada, pero tiene su lugar y con él. Además, ahora no es el momento de plantar un maizal, ahora es el momento de la cosecha. Para que haya cosecha, debes haber trabajado. Primero en el campo duro. Quiero decir, en el campamento, no es que estés gritando: “Oye mujer, tráeme mi pozzol y mi tortilla” y así es como yo le gritó a tu mujer, – bueno, hasta que ella se reencuentre como mujeres, estamos lejos, se acabó el grito – pero este es tu trabajo, amigo mío. Lo que te digo es que a la tierra no se le dan órdenes, sino que se explica , hablado, honrado e historias para animarlo. Y la tierra no escucha ningún tiempo, pero tiene, como dicen, su propio calendario. Quiere que cuentes bien los días y las noches, y mires a la tierra y al cielo para mira cuando se siembra la semilla “..

READ  Análisis del mercado de ropa y accesorios de surf 2021, crecimiento futuro, encuesta global, análisis de inventario en profundidad, hallazgos clave, perfiles de la empresa, análisis integral, estrategia de desarrollo, tecnologías emergentes, tendencias y pronósticos por regiones. - El periódico de Como

“Así que aquí está, dicen, el problema. Porque estás haciendo todo mal, no porque te hayas rendido y estés decidido a cumplir tu deseo. Lo que necesitas es conocimiento. Las cosas no suceden solo porque te esfuerces tiempo, pero tienes que elegir un buen suelo, luego las herramientas adecuadas y luego cronometrarlo todo. Parte del trabajo. Esto, dicen, requiere teoría y práctica con conocimiento, no las cosas estúpidas que haces, lo que te hace sentir pena porque todos te miran y se ríen “.

“Los pendejos que se ríen no se dan cuenta de que las estupideces que haces también los golpearán, porque justo donde te ahogas se sumerge primero, luego el agua fluirá y creará corrientes como las arrugas de la esposa de tu abuela, que ya es mía en Cielo. Así un buen auto de la junta de gobierno no podrá entrar, porque estará cerrado, y los materiales o mercadería que lleves en la mano tendrán que ser descargados, en los hombros, y caminar dentro de los clavos dañará sus zapatos. y pantalones, sobre todo si están vestidos como yo ahora, para que nunca encuentren novia. Y aparecen los compañeros, peor aún, porque estos son fuertes. Pasarán junto a ti, el burro carga sus pertenencias y te dirán: “Hay los que son más testarudos que mi burro, y más estúpidos ”. Y me explicarán:“ Oye, cuando digo “ahora maldito burro”, no te ofendas, estoy hablando con mi mascota.

“¿Qué está pasando, Bob, me estás ofendiendo?” El otro dice indignado.

el sombrero: “No, bueno, solo te lo digo. Tómatelo como un consejo o una pista, no es una orden. Pero, como dijo el difunto Sollozo,” Será mejor que hagas lo que te digo, porque si no funciona mal, te diré: ‘Odio decirte que te lo dije, pero te lo dije’. Entonces escúchame mi amigo.

Otro: “¿Entonces esta tierra es inútil, y también mi pobreza? ¿No es el momento?”.

el sombrero: “No, no y no”.

“¿Y entonces cuándo es el momento?”.

“Vaya, ya se acabó. Ahora hay que esperar otra ronda. Alrededor de abril, mayo, para que no falte el agua, el 3 de mayo quiere que le den a la tierra su pan, una bebida para calentar, tal vez un cigarrillo de su hojas, sus velas, y quién más cosecha su fruto. Y sus verduras. Y hasta caldo de pollo. El difunto Sobe dijo que sólo con la calabaza No, si le das la calabaza al suelo, se enoja y tira de una serpiente. Pero creo que fue la mentira del difunto, lo dijo porque no le gusta la calabaza “.

READ  Comienza el Festival de la Guitarra en Mottola

“¿así que cuando?”

“Mmm, ahora verás: ya estamos casi como dicen en octubre, así que 6 meses. Así que en abril y mayo. Eso depende”.

“Está bien, entonces, ¿cómo voy si quiero maíz ahora?” El otro piensa y de repente agrega: “¡Lo sé! Pediré prestado maíz a la Autoridad Independiente”.

el sombrero: “Entonces, ¿cómo compensa a la autoridad independiente?”

“Uh, bueno, le pido un préstamo al ayuntamiento y lo devuelvo con esto. Para pagar la junta le pido un préstamo a Los Tercios. Para pagar a Los Tercios, vuelvo a pedir un préstamo a las autoridades, al final verás que estoy pagando “.

El sombrero le frota la cabeza, dice ella. “Maldita sea, ahora resulta que en Vargas salió más que bonita. Si lo consideras un mal juicio, tienes que ser diputado o senador o gobernador, o algunos de esos idiotas “.

“¿Qué estás diciendo, amigo mío? Solo me estoy resistiendo y rebelándome. Verás cómo lo hago”.

el sombrero: “Entonces me iré porque de lo contrario no encontraré a mi novia. Adiós, mi amiga”.

Otro: “Ve con Dios, y si encuentro a tu novia, pregúntale si su familia no tiene granos de maíz que me pueda prestar, y lo pagaré después”.

El narrador se dirige a la reunión: “Entonces, ¿qué es lo mejor? ¿Le prestamos un átomo a un socio, o si me acerco a la teoría y la práctica de manera consciente?”

Hora de pozzol. La asamblea se dispersa. SupGaleano, por capricho, el Subcomandante Moisés dice:Me encantan las palomitas de maíz “. Y va a su choza. El subcomandante Moisés respondió: “Entonces, ¿la salsa picante?” SupGaleano no responde pero cambia de dirección. “¿A dónde vas?”. Pregunta SubMoy. Permitir, volviéndose, casi gritando: “Pediré prestada la salsa a Insurgentas”.

Con fe.

Miau wow.

Perro gato, sigilosamente en La Montana.

(Bueno, no tenía dinero, y además, hay un cartel a la entrada de La Montaña que dice: “No se permiten perros ni gatos … ni escarabajos con esquizofrenia”).

Todavía en México. Abril de 2021

Traducido por “Maribel” – Bérgamo

Música: Santiago Felic, traducida por “Karim” de Vicente Velic.








Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *