Frontera México-Estados Unidos. Obispos: que se protejan las vidas humanas

“Defender el derecho de los refugiados refugiados a huir es una cuestión de vida o muerte”.

Isabella Pyro – Ciudad del Vaticano

“Todas las naciones tienen la responsabilidad compartida de proteger vidas humanas y proporcionar una inmigración segura y humana, incluido el derecho a solicitar asilo”: Obispos de los obispos estadounidenses (uzbekos) y México (CEM), “Nuestros hermanos y hermanas inmigrantes todos los días”. Para la mayoría de ellos, de hecho, la nota dice: “La decisión de emigrar no fue provocada por la indiferencia hacia su patria o por la búsqueda de prosperidad económica, sino que es una cuestión de vida o muerte”. Sin duda, las naciones tienen derecho a proteger sus fronteras “porque es” esencial para su soberanía y autodeterminación “. Pero al mismo tiempo, a los obispos estadounidenses y mexicanos se les recuerda su responsabilidad compartida de proteger vidas humanas y permitir que los inmigrantes viajen con seguridad.

El poder de la conversación

Por lo tanto, de acuerdo con los cuatro verbos que el Papa Francisco recuerda a menudo, Uskb y Chem llaman a los gobiernos, líderes políticos y sociedad civil a “trabajar juntos para acoger, proteger, promover e integrar a los inmigrantes”. También hay una fuerte instrucción para proteger la “identidad inherente de los inmigrantes” y “trabajar con otros países de la región, para eliminar las condiciones imperiosas para que sus ciudadanos busquen una migración peligrosa e irregular, y para crear soluciones a largo plazo”. . Una herramienta esencial para todo esto, reiteran los preámbulos, es ser “una conversación continua y audaz”, que “ayude a hacer del mundo un lugar mejor en paz”.

Cultura hotelera

Además, la Iglesia Católica en Estados Unidos y México declara que es “consciente de la importancia de la salud y seguridad pública”, promueve políticas sustentadas en sólidas motivaciones científicas, y que “la unidad familiar debe ser parte integral de cualquier respuesta”. ” Es necesario prestar especial atención a los niños y los más vulnerables, por lo que se han puesto en marcha estructuras y reformas legislativas para “promover una cultura de bienvenida”, así como “respetar la soberanía y la seguridad de nuestras naciones”. Por su parte, los obispos subrayan su compromiso con los sistemas fronterizos católicos, diciendo que “la gente común, los santos y los sacerdotes son administrados con generosidad”. Finalmente, durante esta Semana Santa, los sacerdotes nos llaman a “experimentar la fuerza del amor en la muerte y resurrección de Cristo y ayudar a los inmigrantes”.

READ  Nostalgia por el regreso de la España de los 80 - Crónica

La tragedia de los niños indefensos

La declaración conjunta fue firmada por varios obispos, entre ellos monseñor Mario E., presidente del comité de emigración de Yuskib. Dorsenville y Monseñor José Guadalupe Torres Campos, quien está a cargo de la pastoral del movimiento humano en representación del CEM. Cabe señalar que según los últimos datos, solo en febrero de 2021, cerca de 97,000 inmigrantes fueron detenidos por cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos; El 10 por ciento de ellos eran menores sin apoyo. La cronología de los niños inmigrantes sin apoyo en los últimos días ha estado marcada por dos capítulos dramáticos: un niño de 4 años fue encontrado caminando solo por el río Bravo en la frontera entre México y Estados Unidos. Los inmigrantes fueron detenidos por la policía mexicana en la misma zona; Otras dos niñas ecuatorianas, de 3 y 5 años, fueron filmadas por cámaras de vigilancia cuando las empujaban hacia la frontera de Estados Unidos a través de la frontera que separa el país de México. Las niñas, que resultaron ilesas, fueron recogidas más tarde por la policía estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *