G20 en Nápoles sobre el clima con Kerry y con todos de acuerdo, al menos al principio – la Voce di New York

El G20 de Nápoles, el primero de la historia en el que el clima y el medio ambiente son los temas principales, arrancó ayer en el Palacio Real, presidido por el ministro de Transformación Ambiental, Roberto Cingolani. “Sabemos que la transición ecológica no es una cena, pero no tenemos otra alternativa que trabajar juntos en una dirección sin dejar a nadie atrás”, dijo el ministro.

El 22 de julio está dedicado al medio ambiente, mientras que el segundo día, el 23 de julio, se centrará en el tema de la energía. El objetivo de los veinte es acordar una declaración conjunta en cada uno de los dos días, para fijarse objetivos claros a la luz de la COP26, que Naciones Unidas está organizando en Glasgow en noviembre. Este G-20 es también la primera reunión internacional de las principales economías mundiales después de los terribles eventos climáticos de las últimas semanas: la ola de calor anómala en América del Norte, las inundaciones en Europa Central y, más recientemente, en China, la emergencia en Canadá. , Estados Unidos y Siberia.

La primera mañana incluyó la reunión bilateral de Cingolani con John Kerry, corresponsal climático del presidente Joe Biden. Ambos señalaron la importancia de contener el calentamiento a 1,5 grados y coincidieron en que era necesario presionar a los países menos cooperativos en el tema climático para que den una clara indicación de sus objetivos en la declaración emitida el día 23. Centrada precisamente en el clima.

El primer día fue bastante tranquilo: el debate sobre el medio ambiente no es un tema divisorio, mientras que el segundo día, centrado en el clima y la energía, podría producir más grano. El comunicado de prensa aprobado al final del primer día incluye 25 artículos que dictan diez líneas básicas: desarrollo de soluciones naturales, cuidado de la degradación de la tierra, seguridad alimentaria, uso y seguridad del agua, protección de mares y océanos y contaminación. En los mares, recursos circulares, Sostenibilidad de las ciudades, formación de nuevas generaciones y finanzas sostenibles.

READ  Montegrappa ha sido nominado para una reserva natural de la UNESCO

Un programa ambicioso que Cingolani describió como “no episódico”, explicando que los países del G20 ya han comenzado a cooperar en este proyecto desde febrero. Sin embargo, la preocupación por el destino del debate ya había comenzado el segundo día. Un acuerdo interno sobre cómo actuar colectivamente de manera coordinada contra el calentamiento global, de hecho, aún no existe, y los países del G-20 prácticamente no se ponen de acuerdo en ninguno de los expedientes que se tomarán el viernes. Recuerde que los miembros del G20 son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Italia, India, Indonesia, Japón, México, República de Corea, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos. Estados, la Unión Europea; Representa un panorama muy diverso de visiones políticas sobre el clima, con niveles muy diferentes de desarrollo económico y, por tanto, voluntad de emprender una transformación ecológica.

Los miembros del G7 ya se han fijado metas muy ambiciosas (todas aún por lograr), como alcanzar plenamente sus metas. emisiones de carbon Para 2050, mientras que países como China o Rusia son más modestos en sus predicciones: China, el contaminante número uno del mundo y el tema más difícil del debate, ha anunciado que seguirá aumentando sus emisiones hasta 2030, y solo entonces podrá hacerlo. asi que. empezar a reducirlo. Rusia, India, China y Arabia Saudita cuestionan abiertamente las directrices de la ONU y la idea de lograr cero emisiones para 2050.

De modo que los indicios de un compromiso político real con los vientos son contradictorios y conflictivos. Por un lado, como explicó John Kerry en una entrevista con Repubblica, “los países individuales quieren hacerlo mejor en la protección del medio ambiente y quieren tener éxito ahora” y “el G7 ha tenido mucho éxito con los compromisos asumidos”, por otro lado , según datos de la agencia International Energy (IEA) Solo el 2% de las asignaciones para la recuperación pospandémica se asignaron a las energías renovables a nivel mundial. El informe establece que “el gasto del gobierno en la recuperación relacionada con la energía sostenible se ha dirigido principalmente a los programas existentes”, y también advierte que la implementación de las medidas de recuperación económica anunciadas hasta ahora conducirá a un auge récord de emisiones en 2023, y luego continuará aumentando. . .

READ  En 2021 la economía crecerá un 7,5 por ciento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *