México. Operación militar conjunta con Guatemala contra la migración irregular

El sábado 27 de marzo, las autoridades mexicanas y guatemaltecas dieron instrucciones para iniciar una operación militar conjunta en ambos lados de la frontera. Para detener a los grupos de migrantes. El motivo es doble: tratar de evitar una mayor propagación del COVID-19 y prevenir la trata de personas. La noticia fue reportada previamente Noticias DW.

En una declaración conjunta, los dos gobiernos afirmaron su compromiso “de trabajar juntos para fortalecer la gestión de la inmigración y la barrera sanitaria en las fronteras comunes”.

La operación militar para proteger las fronteras y promover la migración “ordenada” fue coordinada por los dos gobiernos en el Puente Rodolfo Robles, que conecta el estado mexicano de Chiapas con Guatemala. La estrategia vio una proliferación en las ciudades de Tapachula (México), Chiapas y Oumann, condado de San Marcos, con la participación de más de 400 personal del Instituto Nacional de Migración (INM), la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional ( Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), así como el Instituto de Migración de Guatemala, Policía Nacional Civil y Ejército de Guatemala.

En el evento realizado en el puente, funcionarios de ambos países destacaron la importancia de la cooperación bilateral para abordar los flujos migratorios en todas sus dimensiones, en particular los desafíos relacionados con la migración irregular y masiva, la seguridad y la lucha global contra el tráfico y la trata de migrantes. Seres humanos.

“No es una cuestión de obstrucción o restricción, es una cuestión de protección”, dijo Vincent Antonio Hernández, comandante del 36º Distrito Militar de Tapachula. Dado que la inmigración es permanente, debe ser segura y ordenada, por lo que limitaremos todas las actividades de inmigración innecesarias. Todo lo innecesario será restringido y se controlará la salud de cada persona al ingresar. La intención es que no exista una migración irregular por la presencia de este virus, ya que afecta la seguridad y salud de los mexicanos en el país. Se mantendrán puestos de control de inmigración fijos y se realizarán patrullas para detener todas las actividades no esenciales, tanto en puntos oficiales como no oficiales a lo largo de la frontera sur.

READ  Swing en la frontera entre Estados Unidos y México gana el Premio de Diseño 2020 - Corriere.it

“En el caso de México, la publicación fue coordinada por el Instituto Nacional de Información como parte de sus operaciones para proteger los derechos y la seguridad de los inmigrantes de varios países centroamericanos, especialmente los menores de edad”, dijo Francisco Gardono, presidente del Instituto Nacional de México de México. Información. Con Estados Unidos sin riesgo. Por eso estamos fortaleciendo nuestra presencia en el sur de Chiapas, para evitar que los niños y adolescentes sean utilizados como “pasaportes” para llegar a la frontera. La vigilancia las 24 horas continuará en toda la frontera sur de México, así como en carreteras y ferrocarriles Hierro Acero para mantener un flujo migratorio regular, incluyendo precauciones sanitarias contra COVID-19.

La mayor vigilancia en los pasos fronterizos oficiales y no oficiales a lo largo del río Sochiat se produce después de que el Instituto Nacional de Estadísticas identificara, de enero al 25 de marzo, 34.993 migrantes irregulares, o 7.643 personas más que el año pasado. Solo en la frontera sur, México ha rescatado a más de 6.000 niños no acompañados.

En Guatemala, el despliegue se llevó a cabo en la localidad fronteriza de Ticon Ouman, con la participación del Instituto Guatemalteco de Migración, la Policía Nacional Civil, el Ejército y el Gobierno Provincial de San Marcos.

La operación militar conjunta también coincide con el preludio de la llegada de los primeros 1,5 millones de vacunas de los 2,7 millones de vacunas AstraZeneca que Estados Unidos proporcionará a México tras las negociaciones entre los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden.

Al hablar de las dificultades que enfrenta el país por la epidemia y el cruce ilegal de migrantes, Guillermo Díaz, director del Instituto Guatemalteco de Migraciones, dijo: “Hay que reconocer que Guatemala es un país de tránsito, no desde su punto de vista, y por eso se preocupa por la salud de los recién llegados, pero también por la salud de sus vecinos mexicanos ”.

READ  El boom económico del Reino Unido sorprendió al mundo

El canciller Eduardo Hernández también enfatizó la difícil situación, quien admitió que el país tendrá que enfrentar una nueva afluencia masiva de personas que requerirán de la presencia de las autoridades para “disuadir, asistir y asegurar a los inmigrantes. El crimen organizado transnacional es una seria amenaza para los inmigrantes”. nuestro país, y tenemos el deber de protegerlo “.

Los dos gobiernos indicaron que continuarán trabajando juntos “para mejorar el diálogo y la cooperación sobre migración y para transformar la frontera común en un área de prosperidad y desarrollo”.

Coraline Gangai

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *