No solo la picazón, sino también estos dos síntomas inimaginables pueden indicar algunos problemas hepáticos

Saber percibir y comprender las señales que nos envía nuestro cuerpo es muy importante. A veces, incluso sensaciones o perturbaciones aparentemente menos significativas pueden servir como campanas de alarma que no deben subestimarse.

De hecho, sucede que algunas enfermedades se exponen a trastornos que nunca asociaremos con esta enfermedad en particular. Esto sucede debido a la presencia de síntomas comunes de diferentes tipos de enfermedades.

Para entender esto, basta pensar en los problemas hepáticos. Cuando se produce un problema en este órgano, a menudo aparecen síntomas inimaginables, que nunca asociaríamos con el hígado. Estas son las enfermedades de las que estamos hablando.

Nuestra glándula más grande

El hígado es la glándula más grande del cuerpo humano y pesa alrededor de 1-1,5 kg. Participa en muchas funciones vitales del organismo, por ejemplo, relacionadas con la digestión, producción de hormonas y protección del organismo.

Realiza muchas tareas verdaderamente indispensables, como el corazón y los pulmones. A pesar de esto, muchas personas no saben exactamente qué funciones realiza el hígado y, por lo tanto, tienden a pasar por alto los síntomas.

No solo la picazón, sino también estos dos síntomas inimaginables pueden indicar algunos problemas hepáticos

Uno de los primeros síntomas que pueden indicar un problema con el hígado es la picazón. Dependiendo de la condición patológica detrás de esta desagradable sensación, la picazón puede combinarse con enrojecimiento, irritación o agrietamiento de la piel. En casos severos, también puede acompañarse de pus y pápulas.

La mayoría de las veces, la picazón no esconde nada de qué preocuparse. En otros casos, sin embargo, puede serEfectos secundarios de algunos medicamentos o sensibilidad de contacto.

READ  Los abdominales y abdominales van más a tono con estos tres ejercicios, ideales para hacer cómodamente en casa y también aptos para principiantes.

Sin embargo, en situaciones más graves, podría ser un signo de un problema hepático, como cirrosis o bilis primitiva. De hecho, el picor en ambos casos será uno de los primeros síntomas con los que se manifieste la enfermedad, especialmente en las etapas en las que el daño ya se ha extendido al órgano.

A estos también se suma el cansancio y la acumulación de líquidos en el abdomen. No solo la picazón, sino también estos dos trastornos pueden indicar un problema con el hígado.

Por lo tanto, se recomienda que siempre se mantenga bajo control y siga cuidadosamente las instrucciones de su médico.

La regla de proteger tu salud es siempre la misma

No hay formas de prevenir estas enfermedades, pero lo que se puede hacer es tratar de reducir su riesgo. Para ello, la regla básica es un estilo de vida saludable, que incluye una alimentación correcta y equilibrada. Además, te recordamos que también es importante reducir o evitar el consumo de alcohol, comer frutas y verduras y hacer ejercicio regularmente.

(La información contenida en este artículo tiene carácter meramente informativo y en ningún caso sustituye el consejo médico y/o la opinión de un especialista. Asimismo, no constituye un elemento para formular un diagnóstico o prescribir un tratamiento. Por tal motivo, Se recomienda, en todo caso, buscar una opinión Siempre lea las advertencias relacionadas con este artículo y las responsabilidades del autor que pueden ser referenciadas. aquí»)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.