Puerto Torres, Noche de Hooligans: Gimnasio y escuela de Don Sana fueron destruidos

Incursiones nocturnas de vándalos, bandas de malhechores que en varias ocasiones destruyeron la escuela media «Don Antonio Sana» de Puerto Torres, dañando el gimnasio utilizado por los clubes deportivos de voleibol.

Destruyeron todo: muebles, enseres, pizarrones, sanitarios. Todos fueron filmados y publicados en las redes sociales por los propios matones. Aprovecharon el cierre de la escuela, que era objeto de un proyecto de demolición y reconstrucción que aún no había comenzado, gracias a un préstamo de 7 millones de euros. En los últimos días, grupos de niños ingresaron a la escuela por una ventana, la dejaron abierta imprudentemente y destrozaron todo a su paso, incluyendo ventanas, muebles de secretaría, computadoras, escritorios y sillas que fueron arrojados violentamente al interior del salón. Desde el pasillo. Incluso prendieron fuego a los pasillos, quemaron materiales educativos e intentaron prender fuego a las butacas del salón de música.

Durante la noche entre el sábado y el domingo pasados, también irrumpieron en el gimnasio utilizado por el Club de Voleibol Porto Torres. “Forzaron las cadenas de la puerta principal, pusieron todo patas arriba, destruyeron todo, rompieron los lavabos del baño, dañaron las pelotas”, dijo Gianella Desi, entrenadora del equipo de voleibol. En la escuela, las fuerzas de ocupación vaciaron todos los extintores, y las habitaciones y el primer y segundo piso del edificio quedaron contaminados de polvo, lo que provocó la destrucción de muebles, pupitres, sillas, pupitres y muebles. Luego, los grafitis y el contenido de los armarios quedaron esparcidos por el suelo”. Gianella Desi no dudó en denunciar el grave incidente a la policía de Porto Torres, que, tras realizar la inspección inicial, inició las investigaciones para detener a los autores. . Ya tendrían cara y nombre.

READ  Agricultura biodinámica | ciencia en internet

Un acto devastador condenado por la consultora en educación Simona Voyce: “Condenamos enérgicamente comportamientos similares y al mismo tiempo nos preguntamos sobre sus perpetradores y los motivos que pueden haberlos llevado a faltar el respeto a los bienes de la comunidad en la que pueden sentirse suficientemente integrales. Desde esta perspectiva, intentamos poner de nuestra parte en la construcción de espacios de encuentro y de socialización capaces de potenciar el papel de los jóvenes como parte activa de la sociedad, para evitar en la medida de lo posible situaciones tan hostiles.

El gimnasio fue limpiado por los mismos socios del club de voleibol. No dudaron en arremangarse para retomar las actividades y garantizar la continuidad de la formación.

© Todos los derechos reservados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio