¿Qué sabemos sobre la nueva variante de omicron? – Adam Vaughan

30 de noviembre de 2021 a las 11:28 a.m.

Un nuevo tipo de sars-cov-2, inicialmente llamado B.1.1.529 y ahora renombrado como omicron, tiene un número inusualmente alto de mutaciones y parece haber causado un aumento reciente de casos en Sudáfrica.

¿Cuándo se identificó por primera vez la variante omicron?

Se identificó por primera vez el 23 de noviembre en Sudáfrica, sobre la base de muestras tomadas entre el 14 y el 16 de noviembre. Jo Vahla, ministro de salud de Sudáfrica, dijo el 25 de noviembre que creía que la variable estaba en la raíz del aumento masivo de nuevos casos diarios de covid-19 registrados en todo el país en los últimos días. El mismo día, la Agencia de Seguridad Sanitaria (HSA) del Reino Unido lo clasificó como una variante controlada, lo que generó restricciones de viaje para las personas con destino al Reino Unido desde Sudáfrica, Botswana, Lesotho, Eswatini, Zimbabwe y Namibia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado la variante B.1.1.529 como «bajo vigilancia», pero su grupo técnico asesor sobre la evolución de sars-cov-2 decidió el 26 de noviembre clasificarla como una variante inquietante.

La Organización Mundial de la Salud lo llamó la letra griega omicron.

¿Qué está pasando en Sudáfrica?

Los casos diarios nacionales pasaron de 274 el 11 de noviembre a mil quince días después. Y si bien la tasa de crecimiento ha sido rápida, las cifras absolutas siguen siendo relativamente bajas en comparación con el Reino Unido, donde se registraron cincuenta mil casos nuevos el 26 de noviembre. Actualmente, más del 80% de los casos en Sudáfrica se concentran en la provincia de Gauteng. Los 77 casos en serie en el condado entre el 12 y el 20 de noviembre fueron identificados como causados ​​por esta variante. La tasa de reproducción estimada, el número promedio de personas que un individuo puede infectar, es de aproximadamente 2 en Gauteng, en comparación con aproximadamente 1,5 a nivel nacional.

¿Qué nos dicen las mutaciones de la variante B.1.1.529?

Sharon Peacock de la Universidad de Cambridge dice que la variante tiene un «conjunto inusual de mutaciones». Hay más de treinta mutaciones en la proteína de pico, que es parte del virus que interactúa con las células humanas. Otras mutaciones pueden ayudar al virus a eludir nuestro sistema inmunológico, haciéndolo más transmisible y menos sensible al tratamiento, según la Autoridad de Salud Humana. Pero este último también señala que «esto no ha sido probado».

Los verdaderos efectos de las mutaciones son actualmente puramente teóricos y se basan en la experiencia previa de la mutación sars-cov-2 en lugar de en pruebas de laboratorio. Según Wendy Barclay del Imperial College de Londres, «realmente no sabemos» si eso reducirá la eficacia de las vacunas. Sin embargo, agrega que, en teoría, el número de mutaciones en la proteína puntiaguda de la variante podría comprometer la potencia de los anticuerpos producidos por las vacunas covid-19.

Las mutaciones en parte del virus son similares a las observadas en las variantes alfa y delta, lo que puede ayudar a que la variante se propague más fácilmente. Según Barclay, «es muy plausible desde un punto de vista biológico» que la variante B.1.1.529 tenga una transmisibilidad más alta que la delta.

Las mutaciones también hacen que la nueva alternativa sea más resistente a tratamientos con anticuerpos como los desarrollados por Regeneron, que han demostrado salvar vidas. «Esto es realmente un motivo de preocupación», dice Barclay. Una pequeña evidencia positiva es el hecho de que, hasta el momento, no hay signos de que la variante cause una enfermedad más grave.

La secuenciación genética descubrió esta variante en Sudáfrica, Botswana y Hong Kong. También se han reportado casos en Israel, aparentemente en un viajero de Malawi, y en Bélgica, en una persona que estaba en Egipto. El ministro de salud británico, Sajid Javid, describió la posibilidad de que el tipo se extienda a otros países como «muy probable». Desde el 27 de noviembre, se han detectado dos casos en el Reino Unido, con aproximadamente una quinta parte de los casos positivos sometidos a secuenciación genética. Incluso en países con niveles bajos de secuenciación, puede haber señales de advertencia tempranas, porque la variante está relacionada con una mutación llamada Fuga del gen s.Fue detectado por pruebas moleculares, dice Jeffrey Barrett del Instituto Wellcome Sanger en Hinxton en el Reino Unido.

¿Cómo han respondido otros países?

El Reino Unido y la Unión Europea han impuesto restricciones a las personas que vienen de países sudafricanos. Javid dijo que la alternativa era motivo de «tremenda preocupación internacional». El 27 de noviembre, el primer ministro Boris Johnson anunció restricciones de viaje adicionales.

¿Está claro que esta variante prevalece sobre la variante delta?

No sabemos. «No tenemos evidencia concluyente en este momento de que esto sea más transmisible, pero hay indicios de que puede serlo», dice Peacock, señalando el crecimiento en Sudáfrica y la cifra de reproducción base más alta en la región de Gauteng. Algunas de las variantes anteriores no se propagaron en algunos países debido a la competencia de otras variantes: Beta no se extendió al Reino Unido, por ejemplo, mientras que Alpha se extendió desde Europa pero no se puso al día. Niveles altos en Sudáfrica. «Si esta variable no resulta ser tan transmisible como delta, definitivamente es una buena noticia», dice Barrett.

Todas las medidas habituales de distanciamiento social, como lavarse las manos, usar una mascarilla, vacunarse y recibir una inyección de refuerzo de la vacuna, siguen en vigor. Sin embargo, la aparición de una variable preocupante es un recordatorio de lo peligrosas que pueden ser las tasas de vacunación desiguales a nivel mundial: solo el 24 por ciento de la población de Sudáfrica está de hecho completamente vacunada.

¿Cuánto sabemos realmente sobre esta alternativa?

La mayor parte de nuestro conocimiento proviene de la Red de Monitoreo del Genoma de Sudáfrica y del gobierno de Sudáfrica, los cuales han sido elogiados por los investigadores por tomar medidas rápidas para compartir información diversa. Pero las cosas que no sabemos son más de las que sabemos. La comprensión completa de las mutaciones de la variante «sigue siendo incierta», dijo ayer Tulio de Oliveira de la Universidad Stellenbosch en Sudáfrica. Como sostiene Peacock, «es importante destacar lo poco que sabemos sobre esta nueva alternativa».

(traducido por Federico Verone)

READ  Vacuna Sputnik, dosis bajas: Moscú debería importar- Corriere.it

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *