Siete formas de mantener tu cerebro sano

¿Qué tan tonificada está nuestra mente? ¿Cómo medimos su condición en términos de forma cuando no es un músculo? Según los expertos, para funcionar a pleno rendimiento en la vida cotidiana, el cerebro necesita coordinar tres tareas básicas: Funciones ejecutivasEs decir, simplificación de las habilidades de pensamiento y pensamiento; Por ahí Percepción social, Es decir, la actividad mental en la que interactuamos con los demás; Y el Regulación emocionalLa capacidad de percibir los propios sentimientos, positivos o negativos, y de regularlos: la búsqueda de una sensación de bienestar.

En tiempos difíciles como los que atravesamos, estos tres pilares no siempre son duraderos. Sin embargo, la buena noticia es que nuestro estilo de vida puede contribuir en gran medida a la salud del cerebro, ralentizar el deterioro cognitivo y mejorar nuestro estado emocional. Como artículo sobre nuevo mundoNunca es demasiado temprano ni demasiado tarde para empezar a cuidar nuestras células nerviosas: estudios recientes han demostrado que el cerebro humano puede persistir. Para producir células nerviosas incluso en la vejez..

Así que aquí hay algunos consejos científicamente probados, con una premisa esencial: ninguna dieta milagrosa, o una solución simple, puede marcar la diferencia. En cambio, lo que importa es la combinación de todas estas cosas, más la capacidad de buscar ayuda cuando sea necesario.

1. Las bacterias intestinales crecen. ¡Estamos hablando del cerebro, no del intestino! Alguien podría quejarse. Sin embargo, ha cobrado importancia en los últimos años. Existe un vínculo entre las bacterias intestinales y los trastornos del estado de ánimo, la ansiedad y la depresión.. Exactamente a menos que esta relación se entienda todavía, pero solo pensando que la mayor parte de la hormona SerotoninaEl estabilizador del estado de ánimo se produce en el intestino y solo el 10% en el cerebro. Además, existe la sospecha de una asociación entre los desequilibrios en la microbiota intestinal Y algunas enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Parkinson Y la enfermedad de Alzheimer.

Lo que altera el equilibrio en la comunidad bacteriana intestinal son sobre todo malos hábitos alimenticios, alto índice de masa corporal, estrés excesivo, deshidratación, mala higiene mental, ritmos irregulares de sueño y vigilia, jet lag, así como cambios frecuentes en la pareja sexual (con un beso profundo) 10 segundos Se intercambian 80 millones de bacterias!). Una dieta rica en alimentos vegetales ayuda a nutrir y mantener saludables a nuestros huéspedes intestinales esenciales e invisibles.

READ  Además de tener lagunas en la memoria y pérdida de atención, es el cuerpo el que presagia la llegada de la demencia.

2. Preste atención a la dieta. En este caso, tanto la cantidad como la calidad de la comida son importantes. El cerebro humano vivió la mayor parte de su desarrollo en épocas históricas en las que la comida escaseaba periódicamente. En condiciones de ayuno, cuando hay poca comida disponible, es normal pasar de quemar energía en forma de azúcar (glucosa) a extraer energía de las reservas de grasa del cuerpo. Se sospecha que este paso metabólico, ahora raro debido a la abundancia de alimentos disponibles, ayuda a la formación de nuevas células cerebrales (es decir, favorece los procesos de neurogénesis). Por esta razón, algunos neurocientíficos están tratando de comprender si el ayuno intermitente puede retrasar el deterioro cognitivo.

Hoy en día, el 75% de los alimentos que consume la humanidad proviene de 12 plantas y 5 especies de animales: Establecimos nuestra dieta en un pequeño conjunto de nutrientes (Elegir entre otras cosas peligrosas para la seguridad alimentaria Pero esa es otra historia). La dieta occidental ha exacerbado la ingesta de omega-6, ácidos grasos poliinsaturados de origen vegetal que pueden potenciar los procesos inflamatorios, en detrimento del omega-3, sus antagonistas, que tienen una función protectora para el cerebro y son abundantes en alimentos como pescado y nueces aceitosas.

3. ¡Plástico! Si tuviéramos que elegir uno de todos los consejos, podría ser: Haga de la actividad física regular un estilo de vida. El ejercicio no solo ralentiza el deterioro cognitivo, sino que en algunos casos lo revierte (además de actuar de manera muy positiva en el estado de ánimo). Un mecanismo útil es reducir la inflamación, que es un proceso que puede prevenir el crecimiento de nuevas células cerebrales. El movimiento facilita la neurogénesis al mejorar la liberación de una proteína importante, factor neurotrófico en el cerebro o BDNF (Factor neurotrófico derivado del cerebro).

READ  La dieta de pérdida de 2021. Empiece hoy mismo la dieta semanal

Para aumentar su nivel, necesita al menos 30 minutos de ejercicio físico por día, como caminar o andar en bicicleta. Para obtener un efecto más fuerte, debe elegir actividades más intensas, como correr o entrenamientos de alta intensidad. Pero esto no es suficiente: es necesario Presta atención a un estilo de vida sedentario.Evite sentarse durante muchas horas o levantarse de su silla durante al menos 10 minutos cada hora. 13% de los casos de Alzheimer en todo el mundo Estaría realmente atado La inactividad física.

4. Devolver la llamada, interesado, llamar. Mantener las relaciones sociales es más difícil en una era de distancias forzadas, pero una vez que esto se haga de manera segura, será importante comenzar de nuevo. La soledad, entendida como la ausencia de una red de contactos sociales, está relacionada Con mayor riesgo de muerte prematuraEs una de las consecuencias de los comportamientos que dañan la salud y las relaciones. Fisiológicamente, el aislamiento aumenta el riesgo de inflamación sistémica, presión arterial alta, diabetes, obesidad, enfermedades cardíacas, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, todos los cuales afectan la salud del cerebro, porque afectan la circulación.

Afortunadamente, cultiva las relaciones sociales. Puede contrarrestar estos efectos negativos. Aporta beneficios directos a la salud del cerebro, ya que mejora la formación y recuperación de recuerdos, mantiene activas las habilidades de pensamiento y razonamiento y aleja el estrés. No hay necesidad de recepciones faraónicas y fiestas desenfrenadas: basta con iniciar una breve conversación con personas que se encuentran a diario, se interesan por su vida y participan en actividades, aunque sea de forma remota, que también involucran a otras personas.

5. Aprenda algo nuevo. No nos referimos a actividades como el Sudoku o los crucigramas, sino a la diversión que además de estimular la capacidad de pensar al instante, se estimula desde un punto de vista cognitivo, pues requiere concentración y ejercicio frecuente: Aprender un nuevo lenguajeParticipar en una forma de baile, aprender a tocar un instrumento o volverse muy fuerte en un juego de cartas, practicar tai chi o hacer malabares son algunos ejemplos de pasatiempos que requieren entrenamiento, perseverancia, presencia cognitiva y pruebas de aprendizaje y memoria. Por lo tanto, pueden marcar una diferencia en la salud del cerebro.

READ  Fido es bueno para tu salud

Recientemente, un estudio comparar Beneficios cognitivos de una variedad de 60-70 años de danza, caminata y gimnasia suave. Solo la primera actividad produjo mejoras estructurales en una región estrechamente relacionada con el hipocampo, que es una estructura cerebral importante para la memoria.

6. Duerme en él. La temperatura, la presión y el metabolismo están estrechamente relacionados con una actividad que a menudo se subestima: el sueño. Dormir menos de 7 horas por noche durante mucho tiempo puede tener efectos negativos en la salud, la memoria, el estado de ánimo, la atención y la toma de decisiones en general. La privación crónica del sueño es un factor de riesgo de demencia, deterioro cognitivo y de varias afecciones psiquiátricas: reloj biológico ritmi Puede impedir la producción de neurotransmisores clave y alterar el consumo de energía cerebral. No es cierto que necesitemos menos horas de sueño a medida que envejecemos: más bien, Cambia tu forma de dormir Porque el sueño se vuelve más ligero y tarda más en conciliar el sueño. Pero puede compensar las deficiencias por la noche con una siesta por la tarde.

7. Haz las cosas que te hacen feliz. El bienestar emocional es muy importante para la salud del cerebro, ya que tiene un impacto directo en las decisiones que tomamos en todo momento, orientadas a buscar experiencias positivas y evitar las negativas. ¿Cómo se puede alcanzar? No hay una única respuesta. Estudios recientes afirman que además de mantener relaciones sociales y realizar actividad física, Ella tiene un propósito en la vida Puede marcar la diferencia, ya que reduce los marcadores biológicos de inflamación y mejora la función cognitiva. Encontrar una meta no siempre es fácil, pero hay algunas actividades que pueden ayudar, como cuidar a sus seres queridos, participar en pasatiempos emocionales y dar lo mejor de sí en su trabajo. Puedes empezar aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *