Una historia del G20, un país a la vez: México

Puede parecer contradictorio, pero no es del todo equivocado decir que México, que tiene la segunda economía más grande de América Latina, Comenzó a formar parte del G20 incluso antes de nacer.. De 2005 a 2008, el país fue efectivamente miembro del G5, las principales economías emergentes (junto con Brasil, China, Sudáfrica e India) que fueron invitadas a participar en las reuniones del Grupo de los Ocho, formado por los siete países occidentales. potencias económicas más Rusia. Cuando el “club” creció a 20 miembros eso fue Era inevitable que México fuera parte plena de ello.hasta el punto de convertirse El primer país en albergar la Cumbre de Jefes de Estado fuera de Estados Unidos y Europa. La cumbre de 2012 celebrada en Los Cabos, en el estado de Baja California, estuvo marcada por la decisión de fortalecer aún más el sistema financiero para apoyar la recuperación tras la crisis de 2008, y el G20 decidió aportar financiación conjunta por valor de 450.000 millones de dólares a las arcas de estados miembros FMI. Fue la última cumbre entre François Hollande y el chino Hu Jintao, mientras Barack Obama se encontraba al final de su primer mandato sin una reelección garantizada. El presidente mexicano, Vicente Calderón, invirtió mucho en seguridad por temor a posibles ataques de grandes organizaciones criminales involucradas en el narcotráfico. En Los Cabos encontró líderes mundiales Un país con una fuerte orientación hacia el norte (Estados Unidos y Europa) y se sienten poco atraídos por alianzas latinoamericanas como Mercosur o el bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

READ  El hombre que rescata perros en México: lo mordió, pero no se rindió

Además, el destino de México estuvo (y sigue estando) estrechamente vinculado al de su vecino del norte, y su lugar en el mundo está claramente definido. De la alianza con Canadá y Estados Unidos, TLCAN que hoy ha pasado a denominarse USMCA (Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá). Nunca hubo un deseo claro de mirar hacia el sur, ni siquiera cuando muchos países del hemisferio sur planeaban, bajo el liderazgo brasileño, establecer nuevos equilibrios geopolíticos, impulsados ​​principalmente por vínculos cada vez más estrechos con los principales mercados asiáticos. No es casualidad que hoy México sea uno de los pocos países latinoamericanos en los que Estados Unidos está presente. De hecho, su peso comercial es mayor que el de China.. Una “relación física” que no fue rota ni siquiera por el presidente progresista Andrés Manuel López Obrador, quien demostró ser mucho más realista de lo que uno podría imaginar. Cuando las cosas van mal en el norte de México lloramos, y cuando la economía estadounidense se recupera, los mexicanos también se ríen.

En el año de pandemia 2020, el PIB mexicano se desplomó un 8,5%, y a principios de año el pronóstico del FMI era tibio +3,5% pero se corrigió debido al auge de las exportaciones a EE.UU. y ahora se supone que 2021 terminará más optimista +8. %. La renta per cápita en 2020 se estimó en 7.379 euros, un descenso del 17% respecto al año anterior. Las previsiones para 2020 hablan de un crecimiento cercano a los dos dígitos.

Además del G20, México también es miembro permanente del G20 OCDE, APEC y ASEAN Tiene diplomacia y está fuertemente comprometida con la búsqueda de nuevos mercados de exportación para sus productos. Durante las reuniones preparatorias de la Cumbre de Jefes de Estado en Roma, la delegación mexicana planteó dos propuestas que el presidente López Obrador pretende poner sobre la mesa: un compromiso de los principales países para apoyar la recuperación pospandemia a nivel global y una compromiso formal de apoyar la recuperación pospandemia a nivel mundial. Compromiso de defender la libertad de expresión en las plataformas de redes sociales. La primera posición la comparte principalmente Argentina, que busca aliados fuertes para negociar un nuevo acuerdo con los acreedores y el Fondo Monetario Internacional. La idea básica es que después de una crisis global como la asociada con el Covid-19, un sistema financiero internacional sólido y confiable no sólo puede darse el lujo de rescatar a los grandes bancos, sino también Se debe hacer todo lo posible para evitar la quiebra de los deudores.. Una declaración conjunta fue firmada entre Buenos Aires y Ciudad de México pidiendo mayor atención a la situación de los llamados PIM (países de ingresos medios) «que representan el 75% de la población mundial y el 62% de las personas que viven en la pobreza». Durante las reuniones de primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, México y Argentina solicitaron una estrategia para lograrlo Fomentar la reestructuración de la deuda Acumulado por estos países para permitirles superar la crisis económica asociada a la epidemia. En cuanto al segundo número, se lanzó inmediatamente después de que las cuentas de redes sociales de Donald Trump fueran suspendidas tras las elecciones del año pasado. Inesperada «ayuda» de Obrador al expresidente de Estados Unidos, que no fue bien recibida por la mayoría de los líderes mundiales.

READ  Miles de inmigrantes caminan de una ciudad de México a Estados Unidos, evitando el bloqueo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio