Una nube helada, no precisamente fugaz

Mamuts, tigres dientes de sable, enormes roedores, interminables extensiones de hielo. Hace unos dos millones de años, la Tierra era un lugar muy diferente al que conocemos hoy. Durante este período una serie de… Cúmulos de glaciares – Duró millones de años y continuó hasta hace unos 12 mil años – lo que modificó completamente el medio ambiente, volviéndolo hostil a cualquier forma de vida. Expertos en Paleoclimatología A lo largo de los años, han propuesto varias hipótesis sobre lo que podría causar edades de hielo alternas en nuestro planeta: el calentamiento global, la inclinación y rotación de la Tierra, el movimiento de las placas tectónicas y las erupciones volcánicas. ¿Qué pasaría si cambios tan drásticos fueran causados ​​no sólo por la Tierra, sino también por la posición del Sol en la galaxia?

Durante un corto período de tiempo, hace millones de años, la Tierra pudo haber quedado excluida del escudo de plasma protector del Sol, la heliosfera, que se muestra aquí como una burbuja de color gris oscuro sobre el fondo del espacio interestelar. Según una nueva investigación, esto puede haber expuesto a la Tierra a altos niveles de radiación y afectado el clima. Crédito: Ofer et al., Astronomía Natural

de acuerdo a estudiar Publicado esta semana en astronomía de la naturaleza Dirigido por investigadores de la Universidad de Boston, nuestro sistema solar puede estar experimentando un estado extremadamente frío Nube interestelar Hace unos dos millones de años. Esto puede haber interferido con el viento solar, reduciendo temporalmente la energía.HeliosferaEs el escudo protector de plasma que emana del sol y envuelve nuestro sistema solar.

READ  Todos querrán estos geranios en el jardín cuando descubran que sus hojas huelen a limón.

De ahí el fatal enfrentamiento que podría haber cambiado el clima de la Tierra. La heliosfera está formada por una corriente continua de partículas cargadas, el llamado viento solar, que se extiende mucho más allá de Plutón y es en realidad una especie de burbuja gigante que nos protege de la radiación cósmica y los rayos galácticos, rayos que pueden alterar el ADN. Este tipo de protección se considera una de las principales razones del surgimiento de la vida en la Tierra.

Del otro lado hay una enorme Nubes de gas interestelarcon masas de hasta un millón de veces la del Sol y temperaturas extremadamente bajas, desde aproximadamente una décima hasta unos cientos de grados por encima del cero absoluto.

Según el equipo de investigación, la densa y fría nube interestelar puede haber «exprimido» la heliosfera, exponiendo temporalmente la Tierra y otros planetas del sistema solar a altos niveles de radiación cósmica. «Nuestro estudio es el primero en demostrar cuantitativamente que hubo una colisión entre el Sol y algo fuera del sistema solar que pudo haber afectado el clima de la Tierra», afirma. Merav Ofer, físico espacial de la Universidad de Boston y autor principal del artículo. “Las estrellas se mueven y este trabajo demuestra no sólo que se mueven, sino que sufren cambios radicales”.

El equipo de investigación está estudiando cómo la heliosfera y la región donde el Sol se mueve a través del espacio afectan la química de la atmósfera terrestre. Utilizando sofisticados modelos informáticos, miró hacia atrás en el tiempo y reconstruyó la posición del Sol -junto con la heliosfera y el resto del sistema solar- hace dos millones de años. Los investigadores trazaron un mapa de la trayectoria de la banda local de nubes frías, un sistema de densas y frías nubes estelares formadas principalmente por átomos de hidrógeno: las simulaciones indicaron que una de estas nubes, llamada nube fría local Lynx, en la constelación de Lynx, puede haber interactuó con la heliosfera hace 2 años.

READ  Gran parche 1.04 está disponible, soluciona varios problemas - Nerd4.life

Si eso hubiera sucedido, la Tierra habría quedado expuesta al medio interestelar, una mezcla de gas, polvo, elementos atómicos sobrantes de la explosión de estrellas (incluidos hierro y plutonio) y partículas radiactivas que la heliosfera normalmente filtra. Sin su protección, estas partículas podrían haber llegado a la Tierra. No faltan pruebas que sugieran que este podría ser realmente el caso: la evidencia geológica, de hecho, muestra un aumento, durante el mismo período, de los isótopos de hierro-60 del plutonio-244 en los océanos, en la nieve antártica y en núcleos de hielo subterráneo. Y también en la luna. Además, los isótopos también coincidirían con registros de temperatura que indican un marcado período de enfriamiento. Una hipótesis es que puede haber una relación entre la interacción de nuestro planeta con la nube fría del lince local y… Enormes glaciares cuaternarios.

Una fría nube molecular interestelar, vista por el Telescopio Espacial Webb. Fuente: NASA, Agencia Espacial Europea, Agencia Espacial Canadiense y… Zamaní (ESA)

La investigación no sólo arroja nueva luz sobre el pasado geológico y climático de la Tierra, sino que también destaca la importancia de la dinámica cósmica en la configuración de las condiciones climáticas de nuestro planeta. «Nuestros ‘vecinos cósmicos’ fuera del sistema solar rara vez afectan la vida en la Tierra», afirma. Avi Loeb, director del Instituto de Teoría y Computación de la Universidad de Harvard y coautor de este trabajo. «Es emocionante descubrir que nuestro paso a través de densas nubes hace unos millones de años puede haber expuesto a la Tierra a una corriente mucho mayor de rayos cósmicos y átomos de hidrógeno. Nuestros hallazgos abren una nueva ventana a la relación entre la evolución de la vida en la Tierra y nuestro vecindario cósmico.»

READ  También en la familia Cupra se encuentran los nuevos modelos Formentor y León - Noticias y avances

Según Offer, la presión exterior ejercida por la fría nube interestelar en Lynx puede haber contraído la heliosfera cientos de años o incluso un millón de años. Luego, una vez que la Tierra se alejó de la nube, la heliosfera retomó su función “protectora”.

Si bien no podemos saber el efecto exacto de esta nube fría en el clima de la Tierra, es probable que el Sistema Solar haya encontrado otras nubes frías en el medio interestelar a lo largo de miles de millones de años desde su formación. Probablemente encontraremos más de ellos en el futuro, dentro de aproximadamente un millón de años.

para saber mas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio