Vacunarse: el entrelazamiento virtuoso (pero sesgado) de la ciencia, la política y la economía

Por Julio Formoso

Hemos aprendido (si es necesario) que existe un delicado equilibrio entre la salud y la economía, y que esta última es inseparable de la primera. La pandemia (para todos) continuará hasta que la mayoría de la población mundial esté vacunada y la economía se vea gravemente afectada por la capacidad de cooperar internacionalmente en la investigación biomédica y el acceso a vacunas y medicamentos.

22 de abril El acceso a las vacunas antivirales es un tema central en este período, tanto en términos de disponibilidad general de dosis como de distribución equitativa de dosis a nivel nacional e internacional.

Este tema está entrelazado con la difícil cuestión del equilibrio, que a menudo se ve como una contradicción entre las necesidades de salud pública y las necesidades de una economía de mercado: por un lado, la necesidad de inmunizar a toda la población mundial para superar la pandemia, y por otro lado. Por otro lado, las reglas del mercado (aunque mitigadas por iniciativas como Programa COVAXLo cual, junto con los límites actuales en los procesos productivos, definen las desigualdades en el acceso a las vacunas.

Las diversas propuestas para maximizar el acceso a las vacunas se relacionan con todas las etapas que determinan la disponibilidad: desde la inversión en investigación hasta la de las instalaciones de producción, hasta la necesidad de limitar la propiedad intelectual para reducir los costos de acceso.

LaInversiones en investigación y desarrollo

En este sentido, la epidemia nos ha enseñado una vez más que la cooperación entre los sectores público y privado es fundamental. Solo como un ejemplo: el gobierno de los Estados Unidos lo tiene Invirtió casi mil millones de dólaresPara desarrollar la vacuna Moderna, además de otros 1.500 millones a 100 millones de dosis, opcionalmente.

El gobierno alemán, por su parte, tiene Financiado por Biontech(Socio de Pfizer en el desarrollo de otra de las vacunas aprobadas actualmente), por un valor de unos 400 millones de euros.

También cabe agregar que, al igual que con otras vacunas, fue posible beneficiarse de A. Trasfondo cognitivoExtraído en gran parte de la investigación de centros académicos y estructuras públicas, así como de la generosidad de las personas que participaron en los experimentos.

READ  Pocas personas conocen este milagroso remedio de la abuela para liberar cerumen de forma fácil e indolora

La presencia de empresas farmacéuticas por sí sola no será suficiente Desarrollando la investigación necesaria, Teniendo en cuenta tanto el know-how necesario como la participación en los riesgos de grandes inversiones, en proporción a la importancia del problema a afrontar y la urgencia requerida.

También en nuestro país Invitalia, región de Lazio y CNR a inversiónDesarrollar la vacuna GRAd-COV2 en asociación con Reithera, que se dedica a actividades de investigación y desarrollo para validar y producir la vacuna y ampliar la planta de producción en Castel Romano.

Esta inversión, aunque relativamente limitada (81 millones de euros de Invitalia, 5 millones de Lazio y 3 millones de CNR) en comparación con las mencionadas anteriormente, ha suscitado muchas polémicas: por no estar orientada a tiempo para la reconversión de la planta en aras de la homologación. de la producción de vacunas, teniendo en cuenta que la vacuna “italiana” puede estar disponible en la práctica clínica a más tardar en el otoño; Se realizó un ensayo clínico ético contra placebo en medio de una pandemia a pesar de la disponibilidad de productos eficaces; ¿Por qué sería difícil pensar en el uso exclusivo de una vacuna “original” en el contexto europeo en el que se está introduciendo Italia?

Quizás la disponibilidad de la vacuna GRAd-COV2 no sea la solución al problema del COVID en nuestro país. Pero si las vacunas son un arma para superar la epidemia, y si también se desarrollan gracias a una gran inversión pública y también a la capacidad de investigación de las estructuras públicas, entonces puede ser importante que Italia participe en esta “carrera”: ante todo porque puede traer una nueva vacuna eficaz en un contexto (no solo nacional) es poco probable que pueda cumplir con las cantidades de dosis requeridas; Y en segundo lugar, porque es necesario fortalecer las capacidades de investigación y la disponibilidad de plantas capaces de producir vacunas efectivas no solo para enfrentar esta epidemia, sino también aquellas que lamentablemente se pueden esperar en el futuro.

READ  Pocas personas saben que esta fruta tan común favorece la aparición de caries

Por un lado, las inversiones en I + D y la transformación de fábricas no deben verse como sustitutos, de los cuales uno despoja recursos del otro, sino más bien como complementarios, ambos necesarios.

Acceso a innovaciones y propiedad intelectual

Además de las inversiones en investigación y desarrollo, otro tema relacionado con las estrategias para facilitar la disponibilidad de vacunas es el papel de las patentes en los productos de investigación biomédica: la emergencia sanitaria en curso y el reconocimiento de la contribución de los recursos públicos a la investigación de vacunas son los argumentos. Apoyar la necesidad de flexibilizar las normas vigentes en materia de propiedad intelectual, hasta el punto de asumir la suspensión de patentes y la concesión de licencias obligatorias, para permitir la producción masiva de vacunas y el acceso a ellas por parte de los países de bajos ingresos.

Hay varias iniciativas en este sentido a nivel internacional: La propuesta que India y Sudáfrica enviaron a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para eximir de los derechos de propiedad intelectual en relación a medicamentos, vacunas, diagnósticos y equipos de protección personal por la duración del la pandemia.

Entre otros, Estados Unidos, Reino Unido, Estados miembros de la Unión Europea y Brasil se han opuesto a considerar las patentes como importantes incentivos para la innovación.

Pero existe una presión creciente para suspender las patentes de organizaciones de la sociedad civil como Médicos sin Fronteras. La People’s Vaccine Alliance está promoviendo una petición a la que se unen 175 entre los ganadores del Premio Nobel y exjefes de estado, Incluidos Romano Prodi y Mario Monti.

Se presentaron y aprobaron dos propuestas bipartidistas en el Parlamento italiano y el gobierno de Gales para revisar la cuestión de las patentes farmacéuticas en emergencias sanitarias. La Federación Nacional de Asociaciones de Médicos, Cirujanos y Odontólogos (Fnomceo) también exige que las patentes sean liberadas hasta el final de la pandemia.

READ  Sinergia confunde - Ciudad de la ciencia: el presidente Villari habla de eso

Equilibrio entre salud y economía: ¿el contexto guía?

Ahora está claro para todos que la disponibilidad de dosis de vacunas antivirales no es un problema que afecte únicamente a países individuales. Deberíamos estar realmente preocupados por la rapidez con la que se está cubriendo la vacunación en nuestras tierras y la desigualdad de acceso entre regiones y grupos de población.

Pero también la preocupación por la dimensión global de la desigualdad en el acceso a las vacunas no es solo una cuestión de (digna) solidaridad: la pandemia continuará (para todos) hasta que la mayoría de la población mundial y la economía, así como la salud pública, sean vacunado. Estará altamente condicionado a poder colaborar internacionalmente en la investigación biomédica y el acceso a vacunas y medicamentos. De modo que aprendimos (si es necesario) que existe un delicado equilibrio entre la salud y la economía, y que esta última es inseparable de la primera.

Este equilibrio, que también se refleja en la relación entre incentivos y acceso a las innovaciones, debe calibrarse según el contexto en el que nos encontremos: la carrera hacia la innovación, también fuertemente apoyada por la financiación pública, puede verse obstaculizada por la relajación focalizada de las normas de propiedad intelectual frente a la situación socioeconómica. ¿Y saludables a medida que avanzamos?

Seminario web para obtener más información

La pregunta anterior merece un análisis cuidadoso de los diversos elementos involucrados. Entre las alianzas público-privadas en investigación, reglas de propiedad intelectual y alternativas para facilitar el acceso a las vacunas, las discutiremos el 28 de abril. Discusión web Fue propuesto por la Asociación Alessandro Liberati con 4 ponentes que representan a los organismos reguladores, el mundo de la investigación, la promoción y la academia: Nicolás Magrini (Aifa), Giuseppe Ippolito (INMI Spallanzani), Silvia Mancini (Médicos sin Fronteras) e Antonio Andreoni (University College Londra, Instituto de Innovación y Fines Generales).

Julio Formoso
AUSL Reggio Emilia, Asociación Alessandro Liberati

22 de abril de 2021
© Todos los derechos reservados


Otros artículos sobre Estudios y análisis

Image_1

Image_2

Image_3

Image_4

Image_5

Image_6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *