Argentina dejó que el grupo de Lima se distanciara de los ataques a Venezuela

Aunque algunos se sorprendieron, la decisión de Argentina de dejar el grupo de Lima era esperada desde que asumió el cargo Alberto Fernández, quien hoy se aleja de una alianza con claros objetivos intervencionistas en Venezuela.

En palabras del mismo consultor, Felipe Sola, se trataba de formalizar algo que ya sucedía desde el 10 de diciembre de 2019, cuando asumió la administración, y desde el primer momento no participaron en las reuniones que ese espacio llamado o firmado alguna declaración.

Bajo claras indicaciones de Washington, el grupo se estableció en la capital de Perú con el apoyo de 14 países, entre ellos Argentina, encabezado por Mauricio Macri, que desde un principio criticó la situación política y de derechos humanos en Venezuela.
El día anterior, el gobierno de esta nación sureña dio por sentada su salida, destacando que las medidas impulsadas internacionalmente, en un intento de aislar al gobierno de Venezuela y sus representantes, no dieron como resultado nada.

Agregó que la participación de un sector de la oposición venezolana como miembro adicional del Grupo de Lima había llevado a la adopción de posiciones que “nuestro gobierno no puede apoyar”.
En el mismo comunicado, el gobierno dijo que en medio de la epidemia, las sanciones y bloqueos impuestos a Venezuela y sus autoridades, así como los intentos de desestabilización ocurridos en 2020, han agravado las condiciones de sus habitantes.

El senador y excanciller Jorge Tayana, quien dijo que su país no debió pertenecer al Grupo de Lima debido a su larga tradición de no injerencia en los asuntos internos de otros países, calificó la decisión de excelente.

READ  Tamaño y participación del mercado global de préstamos comerciales, tendencias emergentes, tecnologías y proyecciones de crecimiento futuro para 2026

“Es bueno que Argentina se vaya del grupo de Lima, al que nunca debería pertenecer, porque este grupo es intrusivo y se opone al arreglo pacífico de controversias, la paz y la no injerencia”, dijo en un mensaje en Twitter. La cuenta.
Por su parte, el destacado politólogo Attilio Boron aseguró que el país tardó en abandonar lo que llamó “el invento de Donald Trump, Evan Duque, Sebastián Piñera y Macri”, a quien luego se le unió Jair Bolsonaro, para atacar a Venezuela.

“Es apropiado ahora enviar un embajador a Venezuela”, dijo Fernández. Asimismo, consideró imperativo que el gobierno mexicano haga lo mismo, “para que nadie entienda por qué está en la cueva de los gobernantes de las drogas”.
Si bien algunos sectores de la oposición argentina se acercaron a criticar y rechazar la posición del gobierno, así como otras voces de Estados Unidos, al final muchos elogiaron.

Fuente: Prensa Latina – traducido por Ida Garberi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *