Parte de España lucha por referendos

Oviedo, España

Según los datos difundidos este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, al menos una cuarta parte de los ciudadanos convocados a trabajar en los colegios electorales durante las próximas elecciones catalanas se han disculpado oficialmente.

Según la agencia de noticias EFE, las principales razones para no querer trabajar son los miembros de la familia que pueden estar sufriendo afecciones médicas o afecciones graves por el virus corona.

Cuando los catalanes acudan a las urnas el 14 de febrero, incluso aquellos con infecciones activas del Govt-19 o aislados podrán votar en persona a intervalos de una hora a partir de las 19.00 horas.

El gobierno catalán se ha comprometido a proporcionar equipo de protección personal completo a todos los invitados a trabajar en las urnas, tal como lo usan los médicos en una codiciada sala de un hospital.

“El riesgo de infección es obvio, por lo que incluso si no tiene ningún factor de riesgo, cualquier persona debe tener derecho a negarse a exponerse al COVID-19 y dañar a sus familiares”, dijo David de la Fuente, de 34 años. -viejo que se disculpó en el colegio electoral, dijo el jueves a la emisora ​​española.

“Estoy muy preocupado por la cantidad de muertes y epidemias, y los médicos y epidemiólogos dicen que las elecciones serán peligrosas”, agregó.

El parlamento catalán votó en enero para posponer las elecciones hasta el 30 de mayo debido a la propagación del virus corona. Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña revocó esa decisión y volvió a aplazar las elecciones a mediados de febrero.

Esta semana, Oriol Midza, uno de los epidemiólogos más respetados de la región, escribió una carta a la Comisión Electoral Catalana instando a los funcionarios a facilitar el voto por correo a quienes están aislados o aislados, pero no a permitirles votar en persona.

READ  Tragedia en la carretera, camión choca con SUV: 15 personas mueren

Más de 20.000 personas han solicitado formalmente renunciar a sus trabajos durante las elecciones, pero es probable que ese número aumente ya que los datos proporcionados por el tribunal el jueves están incompletos.

El tribunal puede desestimar sus peticiones.

Quien no se presente a las urnas sin una razón válida puede ser sancionado con una multa de hasta 4 5.400 (, 4 6.400) o una pena de prisión de hasta un año, aunque no se ha establecido ningún precedente legal para una epidemia.

El titular del Consejo Electoral de Barcelona tuvo la oportunidad de pedir a las personas que se ofrezcan como voluntarios para trabajar el miércoles, pero la idea fue cancelada porque no cumplía con las normas electorales.

La política catalana Jessica Albiach ha pedido al gobierno que invite a más personas a trabajar en los colegios electorales.

Cataluña ha confirmado casi 38.000 nuevas infecciones por el virus de la corona en las últimas dos semanas, lo que significa que uno de cada 200 residentes está infectado con el virus.

En la actualidad, el 50% de las unidades de cuidados intensivos de la región se utilizan para tratar pacientes con COVID-19.

El sitio web de la Agencia de Anatolia contiene solo una parte de las noticias proporcionadas a los suscriptores por el AA News Broadcasting System (HAS) y en forma abreviada. Contáctenos para opciones de suscripción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *