Una plancha sucia mancha la ropa, pero ¿cómo se limpia? Sólo hace falta un poco de sal: el truco

Un puñado de sal hará que tu plancha sucia y escamosa vuelva a parecer nueva: ¡un remedio natural muy eficaz!

Nuestro aliado para eliminar arrugas y pliegues de la ropa que usamos, el hierro Es uno de los dispositivos que todos tenemos en casa. Puede que planchar no sea una de las tareas a las que nos guste dedicarnos, pero de vez en cuando nos dicen que es necesario hacerlo. Después de varios usos, y sobre todo dependiendo del agua que utilicemos en su interior, se puede formar hierro. Manchas y costras Lo que puede dañar nuestra ropa. Para obtener un resultado impecable, sería mejor utilizar agua desmineralizada simple.

Además, siempre es importante limpiar el dispositivo a diario: cada vez que lo utilicemos debemos eliminar los restos de agua que queden en su interior y limpiar bien el panel. De lo contrario, el riesgo es encontrarse con la ropa arruinada y una base de plancha completamente cubierta de cal. Como lo arreglas? El truco en este caso resulta muy sencillo porque hay Un puñado de sal será suficiente Para solucionarlo en un instante. Veamos cómo hacerlo.

Limpia la suela: ¡elimina la suciedad y la cal en 1 segundo con el truco de la sal!

Un ingrediente que luce realmente genial incluso fuera de los fogones. el sal Es un aliado imprescindible en la cocina que nos permite aromatizar nuestros platos pero también se le conoce como el manjar de la abuela por excelencia porque se presta a numerosos e innovadores usos alternativos que lo convierten en un ingrediente realmente maravilloso. Hoy lo usaremos con una simple hoja de papel de aluminio. Limpiar la base de hierro Lo cual definitivamente se ve sucio y escamoso: ¡quedará como nuevo!

READ  Apple, ingresos por juegos más altos que Sony, Nintendo y Microsoft combinados en 2019
hierro sucio
La suciedad y las escamas desaparecen en un instante: ¡aquí te explicamos cómo limpiar tu plancha! –Biopianeta.it
  • Lo único que tenemos que hacer es conectar la plancha a la corriente y dejar que se caliente.
  • En este punto lo desenchufamos y colocamos una hoja de papel de aluminio sobre la tabla de planchar o sobre una superficie plana sobre la que untamos un puñado de sal fina.
  • Ahora frotemos la placa de hierro sobre la sal con movimientos circulares precisos. Notaremos como todo rastro de suciedad desaparecerá gracias a la acción del vapor que genera la plancha caliente y la sal que quita la costra.
  • Arrugamos una hoja de papel de aluminio y la frotamos sobre la superficie de la plancha para completar el proceso de limpieza. ¡He aquí que después de eliminar todos los residuos nuestra plancha quedará como nueva!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio